África vive

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

En Casa África hemos cumplido 15 años y hemos celebrado con intensidad el Día Internacional de África, con el colofón de la presencia en nuestra sede de los Embajadores africanos acreditados en España y de nuestro ministro de Exteriores, José Manuel Albares 

 

 

José Segura Clavell *

 

 

Esta que cerramos ha sido una semana tremendamente intensa, y feliz, para todas las personas que conformamos el Consorcio Casa África, la institución que tengo el honor de dirigir. El pasado miércoles, 25 de mayo, Día Internacional de África, poníamos el colofón a un intenso programa de actividades para, bajo la marca África Vive, celebrar África, compartir África y disfrutar de tantas cosas bonitas que nuestro continente vecino tiene que ofrecernos.  

 

 

Fue emocionante abrir el patio de Casa África el pasado viernes 20 y convertir, en colaboración con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y la siempre inquieta actividad de los senegaleses hermanos Thioune, esa zona de nuestra institución en un sabar senegalés, una fiesta que en este país hermano une a las mujeres para danzar luciendo sus mejores galas. Fue mágico y un momento muy bonito de compartir danza y diversión entre la comunidad africana que vive en Canarias y la gran cantidad de gente que vino a disfrutar de este colorido espectáculo.  

 

 

Una semana antes nos habíamos entregado a los sabores del continente, en alianza con nuestros amigos de la Federación de Asociaciones Africanas en Canarias (FAAC), una organización con la que estamos vinculados desde nuestros inicios y que nos permitió degustar en nuestro Rincón Gastronómico Africano un cuscús o unos dulces marroquíes, unos buñuelos de Guinea Ecuatorial, unas albóndigas de pescado senegalesas o un espléndido queque de plátano de Sierra Leona. Cocineras y amigas de la Asociación de Mujeres Africanas de Canarias (AMAC), como Nicole o Farma, nos hicieron disfrutar de un día que terminó como una buena fiesta, con baile.  

 

 

Precioso fue también, este pasado sábado, el espectáculo del ecuatoguineano Gorsy Edu titulado “El Percusionista”, un show que nos emocionó, divirtió, conmovió y enseñó los mejores valores del continente, como la veneración a los abuelos o la bondad y el respeto al prójimo. “Quien tiene un abuelo, tiene un tesoro”, repetía constantemente este artista (algo con lo que, por cierto, coinciden mis nietos), que por primera vez en los catorce años de este espectáculo concreto conseguimos traer al patio de Casa África.  

 

 

La tarde del sábado se convirtió en un espacio para la moda, de nuevo en nuestro polivalente patio transformado ahora en una pasarela, que mostró el trabajo de cuatro diseñadores africanos que residen en nuestra tierra, Bamba, Africanaïs, Sul y Slow Snails. Nos felicitamos, nuevamente, por poder ver el patio abarrotado y contar con un baile como colofón para celebrar el color y la belleza de las prendas, telas y cortes africanos.  

 

 

Hemos presentado varias publicaciones en la Feria del Libro y reservado espacio también para la sensibilización, especialmente en materia migratoria, con la proyección en nuestro patio de un documental, “Origen”, producido por Newtral y Open Arms. Explica las historias de hombres y mujeres que, en Senegal, apuestan por emprender para evitar la lotería mortal de los cayucos, que tratan de generar empleo y demuestran que es posible encontrar vías para el desarrollo. También organizamos, para estudiantes de Secundaria, unos animados talleres, en colaboración con Maldita.es y la FAAC, para que los jóvenes aprendan a identificar en las redes sociales los bulos en materia migratoria y responder con contundencia al discurso de odio. Un proyecto que sentimos como muy relevante y que queremos extender a todo el Archipiélago.  

 

 

También fuera de Canarias, en este caso en Córdoba, y de la mano de nuestra hermana Casa Árabe, inauguramos una muestra de arte contemporáneo africano que, en unos pocos meses, nos hará disfrutar en Casa África, en Las Palmas de Gran Canaria.  

 

 

Son, como ven, actividades de diplomacia pública, la esencia de esta institución que mantiene desde sus inicios un lema que hemos convertido en mantra inquebrantable: África y España, cada vez más cerca. La organización de eventos ya sin las ataduras a la que nos sometió la pandemia, además, ha hecho que la frase que más oímos fuera “qué ganas teníamos de volver a juntarnos aquí en este patio”. Españoles y africanos unidos, celebrando África, conociéndonos mejor, disfrutando y abrazando la diversidad. Qué necesario es y qué ganas teníamos de volver a hacerlo tras dos años tan difíciles para todos. 

 

 

En la parte diplomática, el décimo quinto aniversario de nuestra institución fue honrado como merecía, con la celebración este pasado miércoles en nuestra sede del Consejo Diplomático de Casa África, el órgano que reúne a los patronos del Consorcio (Gobierno de España, representado por la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales, Ángeles Moreno Bau; el Gobierno de Canarias, con la consejera Elena Máñez y la directora de Relaciones Económicas con África, Nasara Cabrera) y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (representado por los concejales Javier Doreste e Inma Medina), con los embajadores africanos acreditados en España.  

 

 

El Consejo Diplomático nos permitió poner cifras a nuestra intensa actividad en estos últimos años: solo durante el año 2021, Casa África sumó 678 actividades y llegó a unas 616.800 personas. Logró, además, 410 impactos en prensa, casi 280.000 visitas en la web, 429 publicaciones online (destacando entre ellas, 209 videos en YouTube) y 14 publicaciones en papel. Durante la corta aún, pero intensa, vida de esta institución se han publicado más de 200 libros, que abarcan desde literatura a historia y política, pasando por ensayo y catálogos de arte.  

 

 

Un total de 21 representantes de embajadas africanas en España se desplazaron hasta Las Palmas de Gran Canaria para compartir esta celebración, que terminó con un almuerzo que ofreció nada más y nada menos que el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, que por primera vez conoció Casa África como máximo responsable de ese ministerio. Permítanme esta nota de orgullo: tuvo tiempo para saludar a todos y cada uno de los hombres y mujeres que conforman el equipo de esta institución, que siempre digo que es su gran y mejor valor.  

 

 

Albares pronunció en el patio de Casa África un discurso en el que dejó claro la importancia que para nuestro país tiene el continente africano. “Nuestras estrechas relaciones entre Canarias, España y África, nuestra cercanía geográfica, nuestros lazos humanos hacen que España y el continente africano estemos unidos hoy, especialmente, pero unidos todos los días y en Canarias esto lo percibimos más directamente”, dijo a modo de arranque, antes de ensalzar el papel de Casa África, cuya presencia en Canarias “simboliza esta vocación de las Islas Canarias de ser vanguardia de la política exterior de España hacia el continente, de ser la plataforma de España en África. Esta casa es también un símbolo de la colaboración institucional, reflejada en su consorcio”. 

 

 

El ministro explicó que la política española en África se hace “con los países africanos”. “Nuestras aspiraciones y las de nuestras sociedades, son compartidas”, señaló. “Esta asociación se basa en la confianza y el respeto mutuo y en el trabajo común por el desarrollo sostenible, la mitigación del cambio climático, la lucha contra el terrorismo, y las redes que trafican con personas migrantes”, añadió. 

 

 

Albares, y esto es muy importante, incidió especialmente en su discurso en un asunto sobre el que no he dejado de hablarles en los últimos meses. La agresión de Rusia a Ucrania nos alerta, además, de los estrechos vínculos existentes entre paz y seguridad alimentaria. La gravísima hambruna que afronta el continente africano a raíz del incremento de los precios del grano y los fertilizantes que ha conllevado el conflicto es de una urgencia que no se refleja en medios ni en los debates globales. Este, sin duda, es un tema del que Casa África deberá hablar mucho más en los próximos meses.  

 

 

Mi voluntad es seguir trabajando para contribuir, desde mi modesta (y muy específica) responsabilidad, a que no tenga que escribir en el futuro sobre hambrunas, naufragios o ciudades y vidas tragadas por inundaciones, la subida del mar o los ciclones. No ignoro que es una meta poco realista y que no podré ser testigo de la llegada del mundo en el que deseo vivir, pero sé también que, quizás, podrán ver algo de ese futuro mejor mis nietos. Mi deseo para todos es un mundo en el que África tenga ese papel central que nosotros le reservamos en Casa África: en el que hayan desaparecido los titulares negativos y ese continente reciba el mismo tratamiento y las mismas miradas que los demás y todos podamos crecer y mejorar juntos.  

 

 

* José SEGURA CLAVELL

Director general de Casa África

Ha sido diputado y senador socialista en las Cortes Generales, así como alcalde de San Cristóbal de La Laguna y presidente del Cabildo de Tenerife.

Y ha sido profesor de Física Aplicada en la Universidad de La Laguna (ULL)

 

 

Islas Canarias, 27 de mayo de 2022

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.