Crisis:
Empresa y Educación

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

Fernando Berge Royo *

 

El ser humano va en busca de sentido, como decía Viktor Frankl, pero la realidad nos muestra que muchas de las cosas que nos suceden no lo tiene. Nuestro mundo es imprevisible.

 

La crisis del COVID – 19 nos ha llevado a una situación de caos, luchamos por sobrevivir y salir lo mejor posible. Gestionar este caos es nuestra tarea diaria.

 

En el ámbito económico uno de los principales objetivos es conseguir mantener la estructura empresarial y el empleo. Las empresas son las que generan riqueza y empleo, pero la crisis conlleva cambios, el mundo no será como antes. Muchas empresas no van a ser capaces de adaptarse a estos cambios y transformaciones que se están produciendo y se producirán, no superarán la crisis y tendrán que cerrar.

 

Seamos optimistas, también de las crisis se sale con esfuerzo y capacidad de adaptación a los cambios, que son las nuevas demandas de la sociedad.

 

Las empresas tienen un papel central en nuestra economía y en nuestra sociedad. Son imprescindibles en la producción de bienes y servicios y en la creación de empleo. Para ser sostenibles se organizan con eficacia, promueven la innovación y el emprendimiento, y se adaptan a las demandas de los consumidores.

 

Es por todo ello que los empresarios deben ser reconocidos, tanto por el ámbito público como por el privado de la sociedad. Los empresarios tienen la responsabilidad, cada día más, de orientar su actividad al beneficio social. La empresa no solo es una realidad económica o jurídica, es también una realidad social. Es necesaria una buena colaboración entre las administraciones públicas y el sector empresarial y que exista una buena empatía entre ambas, se necesitan y deben cooperar.

 

Los problemas que tenemos por delante van a requerir de soluciones basadas en cambios de ideas, de actitudes y de hábitos. Tendremos que hacer cosas diferentes. Necesitamos más compromiso personal, social, más ambición, más pensamiento crítico y más cooperación.

 

Fomentar la educación es imprescindible para salir adelante una sociedad. Una educación centrada no solo en la innovación tecnológica y técnica, necesitamos una educación para la sostenibilidad, que promueva el consumo responsable, que estimule la reflexión, el debate y el compromiso con los retos que tenemos que afrontar como ciudadanos y como seres humanos. Y esta formación y educación tiene que ser permanente, durante toda nuestra vida.

 

Todos tenemos que aportar lo mejor de nosotros mismos y ser responsables con nuestros pequeños actos y decisiones diarias, juntos podemos conseguirlo.

 

Un mundo diferente es posible y va a ser necesario. Que el orgullo y el miedo no nos quiten lo mejor de la vida. De todos y cada uno de nosotros depende, también depende de ti.

 

* Fernando BERGE ROYO

Presidente de Cajasiete

Presidente de la Fundación Cajasiete – Pedro Modesto Campos

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales.

Programa de Alta Dirección de Empresas” (P.A.D.E.) del Instituto Internacional Bravo Murillo, perteneciente a la Fundación Bravo Murillo.

 

29 de abril de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.