EL COTARRO / 425
del domingo, 30/10/2022

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

‘EL COTARRO’ DIGITAL 425 DEL 30 DE OCTUBRE DE 2022

 

 

Por José Carlos Marrero *

 

 

PENSANDO EN LO QUE PUEDE PASARNOS A TODOS

  • Hace tiempo que quería hablar en El Cotarro dominical de una cruda realidad que, en cualquier momento de la vida, puede tocarle, afectarle y tener que afrontarla usted, cualquiera de las personas que leen El Cotarro cada domingo y, por supuesto, a mi propia persona y entorno. El tema es tan duro como delicado, tan real como profundo, tan difícil de solucionar como necesaria y urgente su solución… El ex lanzador estadounidense de béisbol James “Jim” Abbott afirmó una vez que “la discapacidad no te define; te define cómo haces frente a los desafíos que la discapacidad presenta”. Y, en este caso, hay que entender el concepto de la discapacidad en el ámbito más amplio que ustedes pueden imaginar. Entender, aceptar el concepto habitual de discapacidad genética de nacimiento, pero también la discapacidad derivada de una enfermedad, un ictus, un accidente o, simplemente, porque llega la vejez. Hoy me atrevo entrar en un terreno y una problemática, reconociendo mis limitaciones de conocimiento y experiencia al respecto, pero en positivo. Es largo, pero me gustaría y les pediría un esfuerzo para leerlo hasta el final.

El ex lanzador estadounidense de béisbol James “Jim” Abbott

 

LA TRASTIENDA DE UNA TRISTE Y CRUDA REALIDAD

  • En medio de la hipocresía de unas personas y el cinismo de otras, esta pasada semana ha emergido y saltado a las portadas de los distintos medios de comunicación la cruda realidad de tener que afrontar los problemas de dependencia de personas que nos rodean o de incluso, la dependencia de uno mismo. Una problemática que, en verdad, viene existiendo y siendo patente desde hace muchos años en nuestro país y, de forma más grave y vergonzosa, en nuestra Comunidad Autónoma. Según Rodrigo Martín, presidente del Colegio de Médicos de Tenerife, “desde los tiempos de Paulino Rivero como presidente del Gobierno de Canarias” (aunque, a decir verdad, Rodrigo podría haber dicho que desde los tiempos en que él mismo accedió a la Presidencia del Colegio, y hubiera sido lo mismo) Desde hace más de quince años un buen número de personas (mayores y no tan mayores) están siendo dejadas (me duele poner que “abandonadas” y/o “depositadas”) en muchos de los centros hospitalarios de nuestra isla y región. Una vergonzosa realidad para todos.

Rodrigo Martín, presidente del Colegio Oficial de Médicos de S/C de Tenerife.

 

POLÍTICOS, PROFESIONALES, SINDICALISTAS Y…

  • Esta realidad tiene una vergonzosa trastienda de clara ineptitud, impresentable pasotismo, denunciables negligencias y posiblemente, en algún caso, hasta presuntos delitos por parte de algunos de nuestros políticos y profesionales responsables de nuestra Sanidad y de las áreas de Servicios Sociales. Es verdad que, en muchos casos, hay falta de medios técnicos, de infraestructuras actualizadas, de recursos humanos debidamente contratados y pagados. También la problemática tiene que ver con trabajadores poco profesionales, muchos “quemados”, desencantados y “pasotas”. También hay malos sindicalistas haciendo el juego a sindicatos trasnochados y en algún caso “comprados” que, lejos del honorable papel que deberían jugar, están siendo partícipes de la vergonzosa realidad. Hasta nuestro Diputado del Común, Rafal Yanes, ha iniciado el pasado jueves una investigación, después de tener constancia del ingreso de 30 personas en el Hospital de La Nieves, en La Palma, que disponen de alta médica desde hace meses, algunos de ellos incluso desde hace más de un año y allí siguen. Veremos en qué queda la cosa

Rafael Yanes Mesa, actual Diputado del Común de Canarias.

 

TODOS LOS PARTIDOS SON IGUAL DE CULPABLES

  • Pero ya no se puede aguantar más, ni perdonar tanta desidia. Si no fuera porque nuestra buena gente canaria es tan resiliente, paciente y sacrificada, esto habría reventado en un estallido social hace años. Y me temo que, por acción o por omisión, no se salva ningún partido político y ningún sindicato. Da más vergüenza, pena y sentimiento, ver como los políticos de uno y otro partido se echan las culpas y, lo más grave, como unas y otras personas del mismo Gobierno o del mismo partido se echan las culpas mutuamente, quedándose “en bragas” o bien “en calzoncillos” sin darles vergüenza ante una ciudadanía cada vez más cabreada y cada vez más alejada de la política y de sus políticos. El consejero de Sanidad, Blas Trujillo, dice en la prensa que faltan no se cuantas camas en centros socio sanitarios para aligerar las plantas de los hospitales y, gracias a eso, aligerar la inaguantable e impresentable presión en los servicios de Urgencia que, más pronto que tarde, colapsarán. ¿Por qué se lo dice a la Prensa y no al Consejo de Gobierno o al Parlamento?

¿Por qué Blas Trujillo (en esta foto a la izquierda de Conrado Domínguez, director del SCS) no va al Consejo de Gobierno o al Parlamento y denuncia?

 

AFECTA O PUEDE AFECTAR A TODA LA CIUDADANÍA

  • Tengo contrastados ejemplos de todo tipo, de residentes en todas las islas, de todo tipo de edades, de distintas y muy respetables condiciones sociales. La problemática afecta o puede afectar a todas las personas que conforman la ciudadanía de Canarias. Personas que, por una u otra razón, no pueden ser atendidas en sus propios domicilios o en el domicilio de algún familiar. Una realidad que puede o tiene que ver con las propias personas afectadas, con su situación personal y familiar o la situación de sus familiares. Que tiene que ver con la economía, con la conciliación de los trabajos, con la accesibilidad y la adaptación de las viviendas ante una discapacidad motora y hasta con la disponibilidad, la preparación física y la capacidad profesional para afrontar el atendimiento a la persona discapacitada. En estos momentos, recordemos a la escritora americana Louis Hay (1926-2017) una de las figuras más representativas del movimiento del Nuevo Pensamiento y una precursora de los libros de autoayuda. Louis Hay dijo: ¿Cómo tratas a los ancianos? Lo que hoy das es lo que has de encontrar mañana, cuando envejezcas

La reconocida escritora estadounidense Louis Hay (1926-2017)

 

MÁS DE 300 PERSONAS EN CAMAS DE HOSPITALES

  • No sé exactamente cuántas personas en esta situación de “alta médica” o de “alta administrativa” pueden estar ocupando camas de hospital en las plantas de los hospitales de Canarias, pero me dicen que pueden haber más de 300 mujeres y hombres ocupando las camas que, directamente, inciden en la saturación, bloqueo y dentro de poco colapso de los servicios de Urgencias. No sé si, efectivamente, Ángel Víctor Torres Pérez (presidente del Gobierno Canario), el propio Blas Trujillo Oramas (consejero de Sanidad), su mano derecha, Conrado Domínguez Trujillo (director del Servicio Canario de la Salud) o Noemí Santana Perera (consejera de Derechos Sociales) son conscientes de la gravedad de la problemática y la necesidad de su urgente solución con rapidez y eficacia. Por cierto, he puesto a todos con sus dos apellidos, porque imagino que todos tendrán o habrán tenido un padre y una madre que, en el deseado caso de que aún vivan, podrían necesitar de las atenciones y los cuidados que, muchas canarias y canarios están necesitando en estos momentos y ahora no los están recibiendo. ¿Algo que decir?

¿Por qué Ángel Víctor Torres (d) y Blas Trujillo (i) no ponen en su sitio a Noemí Santana, y afrontan la problemática ya, con soluciones inmediatas y eficaces?

 

NI SE TE OCURRA LLEVÁRTELO DE ALLÍ A TU CASA

  • A nivel insular, también está la responsabilidad de personas como Marian Franquet Navarro (consejera insular de Acción Social del Cabildo de Tenerife) que defiende la gestión del Instituto de Acción Social y Socio Sanitaria – IASS) y reconoce hay cosas que se están mejorando. Pero la real, cruda y puñetera realidad está haciendo que, personas con alta dependencia o alto nivel de requerimientos estén siendo dejadas en los hospitales por la clara imposibilidad poder ser atendidas de mejor manera en sus propias casas. Personas no necesariamente mayores de edad, personas con problemas de movilidad, de obesidad mórbida, personas dementes, personas a las que un ictus les ha llevado a ser parcial o totalmente dependientes, o pacientes con cualquier otra patología; personas que deben ser cuidadas y vigiladas de forma permanente las 24 horas al día. Frente a esta realidad de las propias personas afectadas, está la de sus hijos y resto de familiares, que tienen que seguir trabajando cada día y no tienen recursos para pagar a una persona asistente.

Marian Franquet Navarro, consejera insular de Acción Social del Cabildo de Tenerife.

 

HAY “BATALLAS” ENTRE TRABAJADORES SOCIALES

  • En medio de esta complicada problemática subyace una “guerra” entre administraciones (Gobierno canario, cabildos insulares, ayuntamientos isleños) por ver quién tiene y qué competencias, así como los medios económicos, técnicos y humanos para hacer frente a cada situación personal y familiar. En medio de la “guerra” están los y las trabajadoras sociales, totalmente desbordadas y que, muchas veces (esto está contrastado) hacen que, por cumplir la rígida normativa vigente y las instrucciones recibidas de la “autoridad” pacientes y familiares se vean en el dilema de tener que enfrentarse a según qué centro, departamento de las administraciones públicas canarias, cuando no a la administración estatal. Una “profesional” ha llegado a amenazar a un hijo con denunciarle por abandono de su madre, si no se la llevaba de un hospital tinerfeño donde está de “alta médica”. Paralelamente, al mismo tiempo, otra profesional del Gobierno de Canarias le aconsejaba “ni se te ocurra llevártela del hospital, mientras no te aseguren una plaza en un centro socio-sanitario donde tu madre pueda estar atendida permanentemente las 24 horas al día” ¿Qué debe o qué puede debe hacer el hijo ante esta realidad y dilema?

¿Qué hace un hijo único trabajador, si su madre tiene que estar atendida las 24 hora?

 

MÁS ALLÁ DE UNA SIMPLE “ALTA ADMINISTRATIVA”

  • En este momento (al menos que yo sepa con certeza) hay al menos tres profesionales de la Sanidad y de los Servicios Sociales (alguno de centros privados concertados) denunciados por amenazar a familiares de pacientes. También tengo información contrastada de que algún profesional de la Asistencia Social, quizá desbordado por la realidad y la falta de recursos y de respuesta, ha aconsejado que se llevara e ingresara al familiar necesitado por el oportuno Servicio de Urgencias y que “se dejara allí hasta que lo llevaran a un centro socio sanitario”. Pero claro, esto nadie lo dice públicamente y en voz alta por el posible “efecto llamada” que podría acarrear. La realidad es que, en casi todos los casos, la problemática va más allá de un “alta administrativa” que queda en suspenso con una persona está ocupando una cama hospitalaria no diseñada, ni pensada ni presupuestada para la función y el servicio que está prestando. Me resisto a quedarme con una frase de Ernest Hemingway quien dijo: “Nadie debiera estar solo en su vejez; pero es inevitable que así sea”.

 

Ernest Hemingway (1899-1961) decía: “Nadie debiera estar solo en su vejez”

 

PICARESCA ECONÓMICA EN ESPERA DE SOLUCIÓN

  • Otra realidad paralela afecta a la economía en general, a la de asistencia hospitalaria en Canarias y, aunque no lo parezca, a las de las propias personas afectadas y sus familias. Parece que, mientras que la persona afectada (sobre todo las jubiladas) esté en un centro hospitalario, la pensión sigue ingresándose en la cuenta corriente que tiene la Seguridad Social y el dinerito, en la mayoría de las ocasiones, pasa a ser “administrado” por lo familiares. Cuando ingresan en un centro socio-sanitario se les detrae de su pensión en torno a un 80% del importe. Ustedes ya me entienden. En alguna ocasión (también lo tengo contrastado) los familiares de una persona afectada a los que le han solicitado una fe de vida, han sacado a la persona del centro hospitalario, han hecho la oportuna gestión administrativa y, horas o días después, la misma persona afectada ha vuelto a ser ingresada por Urgencias. Prefiero quedarme con la reflexión del Papa Francisco quien, en un vuelo regresando de un viaje dijo a los medios de comunicación: “Donde no se honra a los ancianos, no hay futuro para los jóvenes. Deberíamos tomar nota de esto.

 

Hasta el propio Papa Francisco ya es, en parte, una persona dependiente.

 

EL RESPETO A LOS MAYORES SE DEBE GUARDAR

  • Las Naciones Unidas determinan que se empieza a considerar una persona de edad cuando cumple los 60 años. Anualmente, en octubre, se celebra el Día Internacional de las Personas de Edad para reconocer las contribuciones a la sociedad hechas por aquellos que ya no son tan jóvenes. La enseñanza del pensador chino Confucio sobre la piedad filial determina las condiciones de vida de los ancianos en Asia. Aproximadamente tres cuartas partes de los padres japoneses ancianos viven con sus hijos adultos, un patrón replicado en Corea y China. La Ley de Protección de los Derechos y los Intereses de los Ancianos exige que los hijos visiten a sus padres con frecuencia, sin importar lo lejos que vivan. Si los hijos no lo cumplen, podrían enfrentarse a multas o la cárcel. «Criamos a nuestros hijos para que nos cuiden cuando envejecemos». En Japón, el sufijo «-san» se usa a menudo para los mayores y revela la profunda veneración de la nación hacia los ancianos. Anualmente, celebran el Día del Respeto a los Ancianos, un día importante.

El reconocido pensador Confucio, sembró en Asia el respeto a los mayores.

 

NOS FALTAN CENTROS SOCIO-SANITARIOS… ¡YA!

  • Está claro que en Canarias y España tenemos otra cultura, otra tradición y otros hábitos que no, en estos momentos, no sé si vamos “a peor la mejoría”. Está claro que no somos chinos ni japoneses, ni indos americanos donde el Consejo de Ancianos tiene un peso decisivo en la vida de la tribu. Debemos entender y entiendo la realidad actual de nuestras islas, de nuestra sociedad, de la reconocida e indiscutible igualdad entre el hombre y la mujer, la problemática existente a veces para conciliar familia y el trabajo, la evolución y los cambios habidos a la hora de atender y cuidar como se merecen a familiares y personas amigas en un momento de enfermedad, discapacidad o, en el ámbito de las personas mayores, aunque sea con merma de facultades, muchas veces debidas simple y precisamente debidas a la edad. Creo que Ángel Víctor Torres, el “jefe de nuestra tribu” sabe que en Canarias necesitamos centros sociosanitarios especialmente diseñados, debidamente planificados, estratégicamente ubicados y profesionalmente equipados y dotados, tanto técnicamente como con profesionales preparados.

No solo estamos hablando de mayores. Personas con problemas motóricos, enfermas con Alzhéimer, con demencia y con otras discapacidades, necesitan ayuda diariamente.

 

NI HOTELES, NI EL RECINTO FERIAL RECONVERTIDO

  • Está claro que el tapón y bloqueo de los servicios de Urgencias tiene “acongojados” a los profesionales. Está claro que pueden llegar al “colapso” con la nueva Gripe y más Covid. Y parece que está claro que nuestra Clase Política no termina de estar al nivel de decisión y acción que de la “urgencia” requiere. Quizá por ello, el Sindicato Médico de Canarias, por boca del doctor Levi Cabrera Quintero, secretario general del CESM Tenerife, ha sugerido la idea de que se ocupen y adapten hoteles como centros de mayores o para pacientes de larga estancia, o que el Recinto Ferial de Tenerife se convierta de nuevo (no sé si durante dos o tres años) en una media copia del madrileño Hospital Zendal, pero en versión chicharrera. Igual la importancia de la cruda realidad hace imaginar y proponer ideas que quizá sean incompatibles con las necesidades reales, pero creo que hasta el propio Levi Cabrera está convencido de que esas dos propuestas son complejas y no sé si peligrosas, porque las personas afectadas de las que estamos hablando necesitan instalaciones adaptadas, con las habitaciones respetuosas con la necesaria privacidad, debidamente equipadas y con una adecuada plantilla de profesionales expertos, debidamente pagados.

Parece que NO es buena idea que el Recinto Ferial (en la foto) vuelva a parar sus actividades y cambiar de uso para reconvertirse en centro socio-sanitario.

 

DE 100 CAMAS Y ESTRATÉGICAMENTE REPARTIDOS

  • Según me han comentado expertos en la materia y que me perdone el querido y recordado Padre Antonio Hernández, ya no procede hacer macrocentros como la residencia Santa Rita. Ahora se trata de hacer centros más pequeños, más manejables y fáciles de gestionar, más “familiares” y más cercanos a las localidades de donde proceden las personas ingresadas en ellos. Centros repartidos estratégicamente por todas nuestras islas de forma inteligente y proporcionada a la población necesitada de ellos. Pero está claro que la asignatura pendiente desde hace décadas por parte Gobierno canario, hoy presidido por Ángel Víctor Torres, y por parte de nuestros cabildos insulares, es una red de centros socio-sanitarios de los que ya muchos responsables políticos tienen conocimiento pero que no terminan de “cuajar” ni en estos momentos, en los que los puñeteros fondos europeos “Next Generation” se supone que están trayendo y dejando en nuestras islas cientos de millones de euros. O sea, que pónganse de acuerdo, sean capaces y actúen

Con nuestro recuerdo y agradecimiento al Padre Antonio Hernández, hay que reconocer que ya no procede hacer macrocentros como el Hogar Santa Rita

 

UNA PROFUNDA REFLEXIÓN PARA TERMINAR

  • Me apetece y creo que debo terminar esta especial y monográfica edición de El Cotarro, con un impresionante escrito para reflexionar, que me llegó hace tiempo y que guardé por su belleza, por su contenido y por su profundidad. Dice así: “Cuando derrame la comida sobre mi camisa y olvide cómo atarme los zapatos, recuerda las horas que yo pasé enseñándote a hacer esas mismas cosas. Si cuando conversas conmigo, repito y repito las mismas palabras que sabes cómo terminar, no me interrumpas y escúchame. Cuando eras pequeño, para que te durmieras, tuve que contarte miles de veces el mismo cuento, hasta que cerrabas los ojos. Cuando me fallen las piernas por estar cansadas para andar, dame tu mano para apoyarme. Yo lo hice contigo cuando comenzaste a caminar con tus aún débiles piernas. No te sientas triste o impotente por verme como me veas. Dame tu corazón y compréndeme. Ojalá que esta publicación sirva para aportar un granito de arena y que, entre todos, logremos solucionar de la mejor manera y lo antes posible esta problemática.

Una emotiva despedida, teniendo ambas personas la conciencia tranquila.

 

* José Carlos MARRERO GONZÁLEZ

Periodista y analista de la actualidad.

Director de El Cotarro (www.elcotarro.com)

Director de Canarias en Positivo (www.canariasenpositivo.com)

Director de GastroCanarias (www.gastrocanarias.com)

 

Islas Canarias, 30 de octubre de 2022

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.