EL COTARRO Digital
Nº326 del domingo 06/12/2020

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

EL COTARRO DIGITAL Nº326, DEL DOMINGO 06/12/2020

 

 

José Carlos Marrero *

 

 

UNÁMONOS RESPONSABLEMENTE CONTRA LA COVID

  • Con la que nos sigue cayendo con esto de la pandemia por el SARS-CoV-2, con especial incidencia actualmente en Tenerife, me permitirán que escriba poco de política y más pensando en la buena gente que está luchando y ayudándonos a que pase cuanto antes esta pesadilla. Por ello voy a hablarles, en primer lugar, de Ana, una sanitaria anónima madre de dos niñas. Luego de los rastreadores militares pertenecientes al Mando de Canarias, cuya jefatura ostenta el teniente general Carlos Palacios Zaforteza, y que acaban de cumplir dos meses de rastreo en la denominada Operación baluarte. Por último y recordando de algún modo a todos los profesionales de Farmacia, la historia del emblemático farol de la farmacia Santos-Lecuona, que “ha vuelto a vivir” gracias a “los Wences” en la lagunera calle de La Carrera. Todo ello, con el deseo y la esperanza de que seamos responsables y actuemos inteligentemente frente a la COVID que nos amenaza y está poniendo a prueba nuestra sabiduría.

Teniente general, Carlos Palacios Zaforteza, jefe del Mando de Canarias

 

ANA, UNA SANITARIA QUE ES EJEMPLO DE SERVICIO

  • Ella misma se presenta en los vídeos de esta manera: “Hola, me llamo Ana. Soy sanitaria. Y soy madre de dos niñas que han empezado este curso”. Me consta que se trata de una inquieta y muy responsable médica, que trabaja en un centro de atención primaria del Servicio Canario de la Salud, y que ha querido compartir y ayudar a otras madres a resolver las dudas que pudieran tener en torno a la Covid y sus hijos, en los centros escolares. Ana ha tenido una feliz iniciativa que ha hecho realidad en forma de 5 vídeos domésticos grabados y editados en su propia casa, con el título genérico de “Nuestro cole, seguro”. Los pasó a las madres del colegio donde estudian sus hijas, pero la idea ha sido tan exitosa que, con muy buen criterio, la Gerencia de Atención Primaria del Área de Salud de Tenerife, que dirige el Dr. José Miguel Rodríguez, los ha hecho suyos y se están difundiendo de forma masiva. Son 5 vídeos que se pueden encontrar en el enlace:  https://player.vimeo.com/video/479082300?playsinline=0 Hay que felicitar a Ana por la iniciativa, y a Atención Primaria de Tenerife por su difusión.

 Ana, la sanitaria que altruistamente ha elaborados los vídeos informativos para las familias de los escolares de Canarias, en un fotograma de uno de sus vídeos.

 

DOS MESES CON LOS RASTREADORES MILITARES

  • El pasado sábado se cumplió el segundo mes del inicio de las labores de rastreo por parte de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica (UVe) «Canarias», integrada por rastreadores militares de los tres Ejércitos, que han estado desarrollando un trabajo constante de apoyo a la sociedad canaria en la lucha contra la pandemia del SARS-CoV-2 durante este periodo. Bajo la jefatura del Mando de Canarias, que ostenta el teniente general Carlos Palacios Zaforteza, esta UVe Canarias se encuentra integrada dentro del Mando Componente Terrestre (MCT) de la Operación «Misión Baluarte» y cuenta para funcionar con seis secciones de vigilancia epidemiológica (SVe). De ellas, cuatro pertenecen a la Brigada “Canarias” XVI (BRICAN XVI) del Mando de Canarias del Ejército de Tierra, una a la Armada y una al Ejército del Aire.

Rastreadores militares apoyando a las autoridades sanitarias de nuestra comunidad.

 

ACTIVACIÓN DE UN EVE ESPECIAL PARA TENERIFE

  • Destacar que desde el pasado día 17 de noviembre en la isla de Tenerife se ha llevado a cabo la activación de un Equipo de Vigilancia Epidemiológica (EVe) constituido por cinco rastreadores militares, para apoyar en los cometidos de rastreo, seguimiento y registro documental de los casos detectados y que se encuentra en fase de integración en dependencias de la Dirección General de Salud Pública en Santa Cruz de Tenerife. Bajo la jefatura del teniente general Carlos Palacios, al frente del Mando de Canarias, actualmente se dispone de rastreadores militares en las islas de Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, contabilizándose en la UVe “Canarias” un total de 110 militares (80 pertenecientes al Ejército de Tierra (Brigada «Canarias» XVI), 10 del Ejército del Aire y 20 de la Armada), activándose según demanda de las autoridades sanitarias. Además, se encuentran en proceso de formación 80 militares más pertenecientes al Ejército de Tierra. Los que todavía ponen en cuestión la necesidad de contar con unas Fuerzas Armadas, modernas y preparadas, siempre al servicio de la ciudadanía, deberían hacérselo mirar.

Una “rastreadora militar” desarrollando su labor en el centro de rastreo de Canarias.

 

EN EL 21º ANIVERSARIO DE SER PATRIMONIO MUNDIAL

  • En diciembre del año 1999, el casco histórico de La Laguna fue declarado “Bien Cultural Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO. Estos días la ciudadanía lagunera y todos los que aman La Laguna, celebraremos 21 añitos de aquella gran declaración. Otras ciudades “hermanas” tienen y cuidan con mimo y desvelo muchos iconos emblemáticos que, de alguna manera, se han hecho populares y las representan. Desde “La Sirenita” de Copenhague, al “Manneken Pis” de Bruselas, pasando por “el oso y el madroño” de Madrid, el toro de Wall Street, en Nueva York, o una antigua cabina telefónica roja de Londres. En La laguna, salvando las distancias, tenemos un curioso farol que, colgado en el Nº52 de la calle de La Carrera, señala que allí se encuentra, desde 1824 la farmacia Santos Lecuona. Hoy tenemos que congratularnos porque la, a veces demasiado estricta normativa, haya sido flexibilizada por unos técnicos que, inteligentemente, han sabido ver más allá y reconocer el valor y la historia que el farol de la botica encierra. Para que lo sepan, debo contarles (hasta donde he podido saber, gracias a Humberto y Antonio Lecuona Ribot) la historia de la botica y de su emblemático farol, con la estrella y la serpiente farmacéuticas.

El Manneken Pis de Bruselas, vestido para hacer un gran homenaje a los sanitarios

 

HISTORIA DE UNA FAMILIA Y SU VETERANA FARMACIA

  • Les puede chocar que cuente la siguiente historia en El Cotarro, pero, de alguna manera, historias como esta nos despejan la mente en estos complicados momentos, a la vez que hace un reconocimiento y homenaje a la carrera de Farmacia y a la noble profesión de farmacéutico o boticario. A principios del siglo XIX, Leodegario Santos López (nacido en Burgos el año 1794) vino a Tenerife para hacer el cuartel, momento en el que conoció a Antonina Cámara (hija de José Cámara Rebollo). Años más tarde, Leodegario se hizo farmacéutico y, con la idea de ejercer como boticario (y reencontrarse con Antonina) regresó a Tenerife. El año 1822 (o quizás un año antes) montó su primera farmacia en el Nº24 de la calle de La Carrera y, dos años más tarde, en 1824 se casó con Antonina y le alquiló un local a su propio suegro, en la parte baja de la casa familiar en la que vivía, en el Nº46 de la misma calle de La Carrera. Fallecido Leodegario Santos López, el año 1866, la farmacia pasa en 2ª generación a manos de Valeriano Santos Cámara, hijo de Leodegario y Antonina, también boticario de carrera, que llegó a ser alcalde de La Laguna y el que mandó a construir la popular fuente de la Plaza del Adelantado.

Actual fachada de la farmacia Santos-Lecuona, en la lagunera calle de La Carrera, con el histórico y emblemático farol, que ya los camiones han tirado tres veces.

 

UNA GRAN BOTICA CON CASI 200 AÑOS DE HISTORIA

  • Fallecido prematuramente Valeriano Santos, la farmacia pasó en 3ª generación a su hijo, Manuel Santos Madan (uno de los fundadores del Ateneo de La Laguna) quien se casó con Elena Mac-Kay Monteverde pero que, lamentablemente, no tuvieron descendencia. Fue entonces cuando Manuel Santos adopta como prohijado a su sobrino, Humberto Lecuona Mac-Kay, que estudió Farmacia en Granada y siguió el oficio de boticario con la titularidad de la farmacia ya en 4ª generación, casándose más tarde con Nieves Ribot García-Yanes. La farmacia, ya con la denominación Santos-Lecuona sigue su historia y llega en 5ª generación a manos del también recordado farmacéutico Guillermo Lecuona Ribot (tristemente fallecido el año 2016) quien se casó con Mariví Méndez. En la actualidad, ya en 6ª generación y a punto de cumplir 200 años de larga historia y fecunda trayectoria, está en manos de Raquel Lecuona Méndez (hija de Guillermo y Mariví) y también farmacéutica de carrera, que cuenta con la colaboración de su hermano Guillermo y un gran equipo de profesionales.

Guillermo Lecuona Ribot, en 2015, con la Parranda “Lo Divino” de la Peña “El Gofio”

 

LA FARMACIA LECUONA REPONE SU ICÓNICO FAROL

  • Tiene casi 120 años de vida y ha estado colocado en la fachada de la reconocida farmacia Santos Lecuona de La Laguna, fundada en 1824 (dentro de 4 años cumplirá 2 siglos) en el Nº52 de la calle de La Carrera, donde se ha convertido en todo un icono de la ciudad. Se trata de un farol muy especial que el año 1901 compro y trajo de Sevilla el boticario Manuel Santos Madan, titular de la farmacia en aquel año. El emblemático farol y su soporte recuerdan el símbolo de los farmacéuticos: la copa de Higía, con la serpiente enroscada, que simboliza el poder del veneno, que o bien puede matar o bien curar, una vez convertido en medicamento en la copa. En el caso de nuestro farol, la copa sería la propia lámpara y su soporte está formado por una serpiente realizada en forja. Si lo miran detenidamente, lo verán sin problema. Con el tiempo se ha convertido en icono de la farmacia y objeto tradicional y muy respetado en el paisaje urbano del casco histórico lagunero. Pero la peatonalización ha quitado aceras y los políticos las jardineras que, de alguna manera, impedían que los coches y furgones se acercaran a las fachadas. Por ello y entre 2019 y lo que llevamos de puñetero y pandémico 2020, dos camiones han tropezado con la emblemática lámpara y la han tirado al suelo, causándole desperfectos preocupantes.

El emblemático farol en la fachada de la farmacia Santos-Lecuona en La Laguna

 

DOS VECES CAIDA Y RESTAURADA POR LOS WENCES

  • Menos mal que en La Laguna, a sus más de 80 años de edad, siguen con su permanente predisposición de ayudar “Los Wences”, maestros artesanos latoneros, herederos de la tradición de su padre Wenceslao Yanes González fundador del taller el año 1928 en la calle Herradores. Los cuatro hermanos artesanos, Rafael y Pepe (ya fallecidos) junto con Isidoro y Wenceslao Yanes Padrón (hoy ya jubilados) han sido y siguen siendo referencia en el oficio y arte de la latonería. Como siempre están dispuestos a colaborar altruistamente, a pesar de su edad, una vez más Wenceslao Yanes con la colaboración de su hermano Isidoro, acaba de reparar (por segunda vez en el último año) la histórica lámpara de la farmacia Santos Lecuona, que ya luce de nuevo en su fachada de la lagunera calle La Carrera, a pocos metros del Teatro Leal.

Wenceslao Yanes en pleno proceso de restauración del farol que el año que viene cumplirá la friolera de 120 años formando parte del paisaje urbano lagunero.

 

HAGAN ALGO PARA QUE NO VUELVAN A TIRARLA

  • Hoy la farmacia Santos -Lecuona está regentada por la sexta generación de la familia, siendo su farmacéutica titular, Esther Lecuona Méndez con la que trabaja también su hermano Guillermo. Ellos se han preocupado de que la lámpara esté bien cuidada y conservada, al igual que reparada debidamente cada vez que la han golpeado y tirado al suelo. Un casco histórico como el de La Laguna, Bien Cultural Patrimonio de la Humanidad, tiene su valor y atractivo, tanto para vecinos como para turistas, no solo con grandes edificios, templos y museos, sino también con pequeños detalles icónicos, como esta lámpara de la farmacia Santos Lecuona, o con el tristemente desaparecido termómetro exterior que tenía la papelería de don Juan Penedo. Por ello habría que pedirle al Ayuntamiento de La Laguna, con el alcalde Luis Yeray Gutiérrez al frente, que la o las concejalías que tengan que ver con esta problemática, hagan lo antes posible lo que estimen oportuno y conveniente, para que esta joya lagunera en forma de lámpara, siga luciendo y alumbrando por muchos años.

Wenceslao Yanes, señalando el punto donde la cabeza de la serpiente sujeta a la gran lámpara traída de Sevilla el año 1901 y que, este próximo 2021, cumplirá 120 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.