EL COTARRO Nº365
del domingo, 05/09/2021

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

“EL COTARRO” Nº364 DEL 5 DE SEPTIEMBRE DE 2021

 

 

Por José Carlos Marrero *

 

 

UN PUEBLO SIN MEMORIA, PUEBLO SIN HISTORIA

  • El empresario mexicano de la comunicación, Olegario Vázquez Aldir manifestó una vez que “Un pueblo sin memoria, es un pueblo sin historia”. También se suele decir que “un pueblo sin historia, no tiene identidad”. Y, de igual modo, se llega a asegurar que “Un pueblo sin memoria y sin historia, es un pueblo sin futuro”. Hoy ya estamos en el mes de septiembre y, con el amable permiso de ustedes, para mi septiembre es La Laguna, la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo lagunero, su historia y sus tradiciones. Y como “lagunero profundo” hoy me van a disculpar porque creo que también El Cotarro de este domingo me va a salir profundamente lagunero. Pero les aseguro, créanme, que, leyendo entre líneas, lo que escribo y cuento tiene mucho que ver con la realidad de lo que actualmente se está viviendo y sintiendo en La Laguna. Esta edición de El Cotarro está dedicada a todos los laguneros y laguneras. A todas y todos.

Foto 1.- Sagrada Imagen del Santísimo Cristo de La Laguna, en su altar tabernáculo.

 

ARTILLEROS TINERFEÑOS DE MISIÓN EN ÁFRICA

  • En la generalmente conocida por todo como la “Guerra de África” o las “Campañas de Marruecos”, en el siglo pasado, fueron hitos que, sin duda alguna, significaron un punto de inflexión en la historia de España. En ellos – y es justo y necesario recordarlo- tuvo un especial protagonismo la llamada Batería de Montaña, perteneciente al Regimiento de Artillería que tenía su acuartelamiento junto al Real Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna. En la actualidad, el regimiento está mandado por el coronel Carlos Latorre Dardé y tiene su base en el acuartelamiento de Los Rodeos. Pero el Arma de Artillería (más concretamente los artilleros herederos de aquella Batería de Montaña) y la Sagrada Imagen del Cristo de La Laguna, están y estarán íntimamente unidas desde el 14 de septiembre del año 1921. Una fecha clave que dio origen a una solemne Promesa de la que ahora celebramos su primer centenario.

 

Foto 2.- Imagen del Cristo de La Laguna, en procesión, escoltado por los artilleros.

 

183 ARTILLEROS HACIA UN INCIERTO DESTINO

  • En una terrible batalla en el llamado “desastre de Annual”, los rebeldes marroquíes comandados por Abd el-Krim infringieron una tremenda derrota a los españoles y requirió el urgente envío de tropas procedentes de Canarias para prestar apoyo en aquella guerra, que ya era impopular, pero que era necesaria para pacificar el territorio marroquí. En aquellos años, la gran preparación y especiales características de las maniobras que realizaba nuestra lagunera Batería de Montaña, la hacía perfecta para afrontar la misión que le encomendaron. El 14 de septiembre de aquel 1921, precisamente la festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, el llamado “Día del Cristo” en honor del Santísimo Cristo de La Laguna, 183 artilleros zarpaban para África a bordo del vapor Capitán Segarra. La misión era muy complicada, el destino absolutamente incierto, la preparación mucha, y la fe en el Cristo lagunero, total

Foto 3.- Los artilleros de Tenerife se despiden del Cristo antes de partir a África

 

EL CRISTO DE LA LAGUNA AYUDARÁ EN SU MISIÓN

  • Este contingente artillero partió bajo el mando del por aquel entonces capitán Salvador Iglesias Domínguez, acompañado por sus tenientes, Sebastián Martín-Neda Díaz-Llanos, Juan Coll Mas, Alejandro Jaén y José Carbonell Marco. Pero iban, además, con el acompañamiento de la fe al Santísimo Cristo de La Laguna, y con el compromiso de una solemne Promesa formulada ante la Sagrada Imagen del Cristo Cientos de personas se dieron cita en la Plaza de San Francisco para despedir a los soldados y, tras la celebración de una misa de campaña, se encomendaron al Cristo. En aquella celebración eucarística, el prior de los padres franciscanos, que custodiaban la Sagrada Imagen, les aseguró a los y artilleros que “el Cristo de La Laguna les ayudaría en su misión y que siempre se mantuvieran fieles a la Patria y a Dios”. Eso les anunció… y fue como una profecía.

Foto 4.- Embarque de la Batería de Montaña de La Laguna hacia África.

 

393 DÍAS DESPUES, REGRESARON SANOS Y SALVOS

  • Lo que pasó durante los siguientes meses en África, no se puede resumir en el corto espacio de la edición de El Cotarro dominical… Sin duda alguna, fue muy duro, intenso, arriesgado, extenuante, sacrificado, heroico… Pero 393 días después de aquella madrugada del 14 de septiembre de 1921, los artilleros tinerfeños con su capitán Salvador Iglesias al frente, volvían a divisar, esta desde el vapor “Atlante”, los inconfundibles Roques de Anaga, y el 17 de octubre de 1922, de nuevo la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo de La Laguna volvió a salir de su santuario a la plaza para recibir a todos los que un año antes habían partido y que, asombrosa y milagrosamente, regresaban, absolutamente todos, sanos y salvos. Sólo informaban de tres bajas, pero no por culpa de la guerra, sino por causas ajenas a los combates. Yo creo que el Cristo de La Laguna, había puesto su mano… Y los los artilleros, como agradecimiento, hicieron la Promesa de darle escolta cada vez que saliera a la calle en procesión. Una promesa que va a cumplir su primer siglo.

Foto 5.- Cartel anunciador de la “Verbena extraordinaria en honor de la heroica Batería de Montaña a su regreso de la guerra de África” en el Teatro Leal.

 

RESPETO A LA HISTORIA Y A LAS INSTITUCIONES

  • Me consta que, desde los primeros días de este año, desde hace mucho más de seis meses, nuestro Capitán General de Canarias, el teniente general Carlos Palacios Zaforteza, jefe del Mando de Canarias, está ilusionado y personalmente comprometido con la celebración, como se merece, como corresponde y como es de justicia, del primer centenario de la partida de aquellos artilleros tinerfeños hacia la Campaña de África. Me consta que, junto a Carlos Palacios, está plenamente involucrado todo el Mando de Canarias y, como es lógico, muy especialmente ilusionado todas las personas que sirven a la Patria en el Regimiento de Artillería de Campaña Nº93 (RACA 93) con base y acuartelamiento lagunero de Los Rodeos y que manda actualmente el coronel Carlos Latorre Dardé. Creo que, de igual modo y correspondiendo a la memoria y a la historia, las autoridades laguneras y tinerfeñas, por encima de ideologías, colores y partidos políticos, deben hacer suya esta centenaria celebración y colaborar decididamente en el feliz desarrollo de la misma.

Foto 6.- Teniente general Palacios Zaforteza, jefe del Mando de Canarias, quien este año ostentará la representación de S.M. El Rey.

 

TRISTES CURIOSIDADES DE UN PROGRAMA FESTIVO

  • El programa (o libro, como ahora parece que quieren llamar) de las Fiestas del Santísimo Cristo de La Laguna de este pandémico año 2021 tiene, nada más y nada menos, que un total de 92 páginas. En los créditos de la publicación, que aparecen en la página 6, se dice que el diseño y la edición han corrido a cargo de Julio Torres Santos, un “ilustre” personaje lagunero. La fotografía de Su Majestad El Rey, Felipe VI, ocupa casi una página entera (la 8) como siempre ha sido y debe ser. En toda la página siguiente (la 9) aparece una corta reseña con el nombramiento de nuestro Capitán General de Canarias, el teniente general Carlos Palacios Zaforteza, jefe del Mando de Canarias, como representante de S.M. El Rey en las fiestas de este año. Esa “corta” reseña, extraída de una carta “mutilada”, encierra un triste, innecesario y absurdo distanciamiento, por no decir divorcio, entre Ayuntamiento y Esclavitud

Foto 8.- Imagen de Felipe VI en la página 8 del programa de las Fiestas del Cristo 2021

 

NO A UN PROGRAMA CON EDITOR CONSENSUADO

  • Años atrás, el Ayuntamiento, por un lado, y la Esclavitud del Cristo, por otro, hacían por separado un cartel y un programa para las fiestas. Cada entidad el suyo. Se intentó llegar a un acuerdo para hacer uno solo y en conjunto, con lo que, con el dinero que se ahorraría, se podrían hacer más obras sociales por parte de la Esclavitud. Se logró el año 2019 y el 2020. Este año, lamentablemente, el Ayuntamiento “impuso” que el programa de 2021 lo hiciera una persona, Julio Torres Santos quien, digamos, es una persona “non grata” en la Esclavitud. Me consta que el Esclavo Mayor, consultó con su Junta de Gobierno y, de buenas maneras, en tiempo y forma, sugirió al concejal de Fiestas, Badel Albelo, que se le encargara a otra persona compatible con las dos instituciones. Pero parece que el alcalde Luis Yeray Gutiérrez no hizo suya la sugerencia.

Foto 9.- Detalle de la Portada del programa unitario y conjunto de las fiestas del año 2020, con los escudos de la Esclavitud (i) y del Ayuntamiento (d)

 

NI ESCLAVO MAYOR, NI EL RECTOR DEL SANTUARIO

  • Y la triste realidad es que, de nuevo, innecesaria y absurdamente, repito, se ha ido a dos programas y dos carteles. Y no sé si es fruto de esa ruptura del consenso, pero, curiosamente, en el programa/libro del Ayuntamiento de este año no se incluye, como es habitual en años anteriores, la carta íntegra que la Casa Real dirige personalmente, con nombre y apellidos, al Esclavo Mayor de la Esclavitud del Cristo, cargo que actualmente ostenta Francisco José Doblas González de Aledo. Parece que tampoco ha habido espacio en 92 páginas para poner el corto texto con el saluda del Esclavo Mayor, ni, para más INRI, el corto texto con la reflexión del Rector del Real Santuario del Cristo, Víctor Manuel Álvarez Torres, asimismo vicario general de nuestra Diócesis Nivariense. Y yo pregunto ¿Quién demonios es Julio Torres para mutilar una carta oficial, que S.M. El Rey Felipe VI, dirige personalmente desde la Casa Real al Esclavo Mayor?  y, de igual modo: ¿Cómo lo permite el alcalde Luis Yeray Gutiérrez o Badel Albelo y se quedan tan campantes?  Ojalá asuman y corrijan estos despropósitos en positivo.

Foto 10.- Francisco José Doblas González de Aledo, actual Esclavo Mayor

 

VAYAN CONTANDO PERSONALIDADES Y PÁGINAS…

  • La fotografía del señor alcalde, Luis Yeray Gutiérrez ocupa otra página entera (la 10) y su habitual texto de salutación va en las dos páginas siguientes (la 11 y 12). En otras tres páginas, tres enteritas, aparecen unos angelitos voladores portando unos gallardetes (y dos piedras). Uno lo lleva a modo de bandera de La Laguna (en la 13) otro con los colores de la bandera de Canarias (en la 19) y el tercero (en la 72) con los colores de la bandera de España. La idea de las páginas con esos angelitos volátiles parece que ha sido del propio editor del programa, el ínclito Julio Torres. Tras las páginas del señor alcalde, aparece en otras cuatro (de la 15 a la 18) el texto escrito por nuestro obispo, Bernardo Álvarez Afonso, cuya fotografía, que habitualmente aparece, este año no se ha puesto. Quien aparece seguidamente con otro texto es el señor concejal de Fiestas, Badel Albelo Hernández, ocupando otras dos páginas del libro (la 21 y 22) en este caso, eso sí, incluyendo su fotografía.

Foto 10.- Página del programa con la foto del alcalde, Luis Yeray Gutiérrez.

 

17 AL PREGONERO Y HASTA 35 PARA EL EDITOR

  • Tras el texto de Badel Albelo y como también viene siendo habitual, se reproduce en 17 páginas (de la 24 a la 41) el texto íntegro del pregón del año anterior, que el pasado 2020 fue el historiador y periodista Carlos Rodríguez Morales. Y luego, ¡agárrense los templetes! sin ningún tipo de recato, las 30 páginas siguientes (de la 42 a la 71) las ocupa un texto del editor del programa, de nuevo Julio Torres Santos, un texto que ¡con sus 30 páginas! supera en páginas y deja chiquito al del propio pregonero del año anterior. Seguidamente aparece un artículo de 7 páginas (de la 74 a la 81) firmado por Carlos García y Guillermo De la Barreda, dedicado a “Aquellas fiestas del Cristo de 1916”. Pero, asombrosamente y, por si fuera poco, aparece otro texto del que creo que es autor nuevamente Julio Torres (aunque, en este caso, se olvidó de firmarlo) con un último artículo de 5 páginas (de la 82 a la 86) dedicado al centenario de la promesa de los artilleros al Cristo de La Laguna. Im-Presionante

Foto 11.- Detalle de una de las tres páginas ocupadas íntegramente por un simpático angelito que porta el gallardete, en este caso con la bandera canaria

 

TRES LAMENTABLES E INNECESARIOS AGRAVIOS

  • Me he permitido hacer esta “disección” del paginado del libro-programa de las Fiestas del Cristo de La Laguna de este 2021, para que ustedes comprueben que, además no poner íntegra la tradicional carta de la Casa Real a su persona, de forma incomprensible, desconsiderada, vergonzosa, no se le ha ofrecido un especio a Francisco Doblas González de Aledo actual Esclavo Mayor de la Esclavitud, ni a la persona del Rector del Real Santuario, Víctor Álvarez Torres. Tres lamentables errores, tres innecesarios agravios, tres faltas de respeto que, ni la Esclavitud, ni su Esclavo Mayor, ni el Rector del Santuario se merecen. No sé si la culpa es de Luis Yeray, o de Badel Albelo o si ellos se van quitar de en medio con la tradicional y fácil excusa de escudarse en aquello de que… “son las cosas de Julio Torres”. Un reconocido empresario lagunero dijo una vez, refiriéndose a un comunicador: “sé que estoy criando y engordando a un monstruo, pero, para que el monstruo sea de otro, que sea mío”. Quizá Luis Yeray Gutiérrez esté pecando de lo mismo.

 

* José Carlos MARRERO GONZÁLEZ

Periodista y analista de la actualidad.

Director de El Cotarro (www.elcotarro.com)

Director de Canarias en Positivo (www.canariasenpositivo.com)

Director de GastroCanarias (www.gastrocanarias.com)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.