EL COTARRO Nº372
del domingo 24/10/2021

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

EL COTARRO” Nº372 DEL 24 DE OCTUBRE DE 2021

 

 

Por José Carlos Marrero *

 

 

FELICIDAD, CONVIVENCIA, MOLESTIA, RUIDO Y CAOS

  • Creo que no me equivoco si les digo que, para ser feliz o para tener algo de felicidad, tiene mucho que ver el poder disfrutar de una convivencia en paz. Para que esa convivencia sea verdaderamente en paz, es necesario desterrar la palabra molestia. Y, mientras pertenecí a la comisión ciudadana que colaboró en la elaboración de la Ordenanza de Convivencia de La Laguna, me enteré que no hay nada que más moleste a la ciudadanía que el ruido. Tal y como prometí la pasada semana, este domingo voy a dedicar El Cotarro al peligroso y alarmante fenómeno de los “botellones”, el ruido que generan (entre otros efectos muy preocupantes) y su directa relación con el deterioro de la convivencia ciudadana. Vean y lean lo que, en una viñeta del genial, respetado y recordado Quino, le decía Miguelito a Mafalda:

Viñeta de la irrepetible Mafalda con su amigo Miguelito, ambos obra de Quino.

 

ENFERMOS, ANCIANOS, NIÑOS, TRABAJADORES…

  • Metida en el “botellón”, muy poca gente se da cuenta de la tremenda molestia que sus ruidos producen en medio de la noche. En una de las reuniones de la primera Comisión Ciudadana de Convivencia, el veterano jefe de la Policía Local lagunera, Juan José Díaz Sánchez, aportó su veterana experiencia y nos contó lo que se padecía y cómo la ciudadanía se quejaba y pedía una solución ante tales molestias. Quien fastidia con el “botellón” olvida que, en la casa o el piso de enfrente, puede haber un bebé durmiendo; un niño que al día siguiente (si es jueves) tiene que ir a clase; una persona mayor a la que mantienen sin quererlo en vela; una persona enferma que necesita reposo y tranquilidad; un profesional que quizá debe levantarse temprano para ir a trabajar y necesita descanso; una sencilla persona cualquiera que, simple y llanamente, quiere descansar y tiene el sagrado derecho a tener descanso y dormir en paz. Un derecho que protege y ampara la Ley, ¡cuidado con eso!

Pocos en el “botellón” se dan cuenta de la molestia y el daño que producen.

 

EL BOTELLÓN ESTÁ AMENAZANDO LA CONVIVENCIA

  • Como dije la pasada semana, el casco de La Laguna y muchos puntos del municipio lagunero, están sufriendo el azote de estos “botellones” que, si no se atajan y solucionan de inmediato, amenazan con graves consecuencias. El peligroso y problemático fenómeno de los “botellones” de los jóvenes y no tan jóvenes, ahora también, está siendo protagonizado por muchos menores de edad. Lo del “cuadrilátero” de La Laguna y las imágenes que están difundiéndose, no auguran nada bueno, si el tema no se corta de raíz. Tan cruda está la situación que asociaciones de vecinos como las del Casco Histórico, presidida por Pablo Reyes Núñez, y muchas comunidades de vecinos están uniéndose para exigir solución inmediata. Y la Policía Local teme que, en el momento más inoportuno, y más inesperado, haya una desgracia.

Pablo Reyes Núñez, presidente de la Asociación de Vecinos del Casco.

 

LA IMAGEN DE PAZ DE LA LAGUNA, CUESTIONADA

  • Creo que nadie duda (el alcalde Luis Yeray Gutiérrez el primero) que esta problemática y las situaciones de tensión que se derivan de ella, están logrando que la tradicional imagen de paz, diálogo y concordia de La Laguna, se esté viendo muy cuestionada y claramente afectada. Coincidí en un acto con el subdelegado del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, Jesús Javier Plata Vera y me manifestó su honda preocupación. Él representa el mando político del Cuerpo Nacional de Policía en nuestra provincia, y está decididamente dispuesto a que la Policía Nacional colabore coordinadamente con la Policía Local de La Laguna para frenar los “botellones”. Sería una “pata” clave. Pero, para ello, Luis Yeray Gutiérrez y su concejal de Seguridad Ciudadana, Alejandro Marrero, deben acabar de forma inmediata y real con el conflicto larvado de la Policía lagunera, con una huelga encubierta que dura ya meses.

Alejandro Marrero (i) Elena Delgado (jefa de la Policía) y Luis Yeray Gutiérrez.

 

LA ORDENANZA DE CONVIVENCIA Y SU COMISIÓN

  • La otra “pata” para intentar solucionar la problemática, creo que está en la correcta y eficaz, pero inmediata y contundente, aplicación de la Ordenanza Municipal de Convivencia de La Laguna. Esta norma, basada en el principio del diálogo, arbitraje y conciliación, tiene en la llamada Comisión Ciudadana de Convivencia la “herramienta” clave para su aplicación. Pero dicha comisión, que preside el concejal de Coalición Canaria Francisco José Hernández Rodríguez, no termina de funcionar en tiempo y forma. No sé (o sí sé) cuáles son las razones. No sé si Fran Hernández ha hecho mucho o poco, no sé si se ha puesto en su sitio, y no sé si, por parte de Luis Yeray o Alejandro Marrero se le han puesto zancadillas o piedras en el camino. Pero lo cierto es que la Comisión no termina de funcionar y la ordenanza no termina de aplicarse. Si yo  fuera Fran Hernández (que no lo soy) exigiría respeto y atención, o dimitiría.

Fran Hernández, concejal de CC y presidente de la Comisión de Convivencia.

 

LA CONVIVENCIA, “ASUNTO DE ESTADO” MUNICIPAL

  • En este punto creo procede recordar que la Convivencia Ciudadana (con mayúsculas) es y debe ser un “asunto de estado” aunque, en este caso, sea en el ámbito de un municipio como el de La Laguna. Sin duda alguna, los partidos que forman el Grupo de Gobierno son y serán los máximos responsables de lo que pase, con sus respectivos líderes al frente: Luis Yeray Gutiérrez (PSOE), Rubens Ascanio (Unidas Se Puede) y Santiago Pérez (Avante). Pero, de igual modo, digo que también lo serán Coalición Canaria, con Jonathan Domínguez (portavoz municipal de CC), Manuel Gómez (PP) y Juan Antonio Molina (C’s) y hasta Alfredo Álvarez (ex de C’s y ahora no adscrito). Lo serán en proporción a su realidad y representatividad en la Corporación lagunera. Son partícipes de la problemática y serán corresponsables de su solución. Y, en caso de que (ojalá que no ocurra) haya una desgracia, también serán todos cómplices (por acción, dejación u omisión) de lo que pueda pasar.

De izquierda a derecha: Alfredo Gómez Álvarez (ex-C’s y ahora no adscrito), Jonathan Domínguez (CC), Manuel Gómez (PP) y Juan Antonio Molina (C’s)

 

¡OJO!… LA CONVIVENCIA DA Y QUITA ALCALDÍAS

  • Aunque ya les contaré de forma monográfica la historia de la Ordenanza de Convivencia de La Laguna, y de la hoy inexistente Comisión Ciudadana de Convivencia, sí les recuerdo que el 27 de julio de 2012 (festividad de San Cristóbal, copatrono de La Laguna) se aprobó la “Declaración de La Laguna por la Convivencia”, que firmó siendo alcalde Fernando Clavijo Batlle. Fue fruto del altruista trabajo de colaboración y siempre por consenso, de la original y primigenia Comisión Ciudadana para la Convivencia. Fue también el germen de la Ordenanza aprobada el año 2016 y que, lamentablemente, no termina de aplicarse en toda su extensión. De esta “herramienta” y su aplicación, depende en parte acabar con el “botellón” … Y también dependerá que la Convivencia en La Laguna sea la que todos queremos. Y una cosa más: recuerden que la Convivencia (con mayúscula) da y quita mayorías de Gobierno y alcaldías.

Luis Yeray Gutiérrez (PSOE) hoy alcalde (i) y José Alberto Díaz (CC) exalcalde

 

LO QUE RODEA A LA POLICÍA ES INSOSTENIBLE

  • En el último mes he tenido la oportunidad de hablar con varios miembros de la Policía Local lagunera. En algún caso me han llamado desde la propia Policía y en otros he llamado yo. He hablado con representantes de ASIPAL, el sindicato mayoritario con representación en el cuerpo, también con miembros del CSIF, y, por supuesto con algunos de los mandos. Todos me transmiten su profesionalidad y afecto por la Policía. Pero también todos me transmiten su cansancio, su desgaste, su hartazgo, su rabia. No pueden manifestarse en público por miedo a represalias, pero todos se sienten desasistidos y abandonados por el grupo de Gobierno. El concejal de Seguridad, Alejandro Marrero, es el primero (y no sé si el único) que ha retirado y no tiene despacho propio dentro del cuartel de la Policía. El distanciamiento y la falta de comunicación y sintonía, está clara, aunque no se manifieste y no se note.

Alejandro Marrero Cabrera, concejal de Seguridad Ciudadana en La Laguna.

 

TRISTES CONDICIONES DE UN CUERPO NECESARIO

  • La realidad y las necesidades del día a día en la Policía Local de La Laguna se merecen (y tendrán) un espacio monográfico en la plataforma Canarias en Positivo. Hoy me limitaré que la subcomisaria, María Elena Delgado Hernández, actualmente la jefa del cuerpo, hace lo que puede y capea el temporal con los medios humanos y técnicos que tiene. En un avance y solo en números redondos, la Policía lagunera debería contar, según la ratio de la Unión Europea, entre 261 y 327 agentes, pero, en realidad, solo tiene actualmente 185. El concurso-oposición que se convocó el año 2018, sigue empantanado. El Cuerpo, por su importancia y dimensión, debería contar con un Comisario (que no tiene), con 2 subcomisarios (solo tiene 1), 6 inspectores (no tiene ni uno), 18 subinspectores (tiene solo 8), 23 oficiales (tiene 20) pero no han sabido convocar las plazas ni los concursos de ascensos.

Mª Elena Delgado necesita, cuartel nuevo y más recursos humanos y técnicos

 

CUARTEL TERCERMUNDISTA, OBSOLETO Y TRISTE

  • El cuartel de la Policía Local lagunera está obsoleto y verlo da vergüenza, pena y sentimiento. La actual jefa, María Elena Delgado (como antes lo hiciera su predecesor en el mando, el inspector, José Antonio Pérez Siverio y mucho antes Juan José Sánchez) han hecho llegar a los distintos alcaldes en tiempo y forma, las necesidades y carencias del Cuerpo. Por ello, las conoce muy bien el alcalde Luis Yeray Gutiérrez (PSOE), como también las conocía antes José Alberto Díaz (CC) y Fernando Clavijo (CC). Pero se lleva hablando de un “nuevo cuartel” desde principios de siglo, y ya estamos en el año 2021. Por si fuera poco, la trasera del Ayuntamiento (lo que llamaban La Alhóndiga), que era un aparcamiento de servicio para el propio ayuntamiento, se ha convertido en el depósito de coches que retira la grúa (cuando no está colmatado) y casi se parece más a una chatarra, con coches “escacharrados”, o con las ruedas “pinchadas”, cuando no directamente abandonados. ¡Triste!

El aparcamiento convertido en depósito de vehículos y casi una chatarra.

 

TEMOR POR LO QUE PUEDA PASAR EN ‘HALLOWEEN’

  • Y pasan los años, y a peor la mejoría. Con este real y vergonzoso panorama, ¿Qué se puede pedir a unos profesionales, tan “quemados” como desilusionados? Lo peor es que, por lo que se vislumbra, la cosa tardará mucho en mejorarse. Un ejemplo: Las plazas vacantes que se convocaran hoy en un concurso, terminarían inyectando nuevos policías, de forma efectiva en la calle, en no menos de un año y medio. Y para contar con un nuevo cuartel, moderno y en condiciones, échenle no menos de tres años. Mientras tanto, la jefa María Elena Delgado, el presidente de la Asociación de Vecinos del Caso, Pablo Reyes, las distintas comunidades de la zona de “El Cuadrilátero”, la ciudadanía lagunera en general y no sé si el concejal de Seguridad Ciudadana, Alejandro Marrero, miran y esperan, con mucho temor (cuando no pánico) a ver que pueda suceder el fin de semana del dichoso y puñetero Halloween. Tienen una semana para montar un espectacular y efectivo dispositivo. Amén.

Macro botellón ruidoso en la problemática zona lagunera de “El Cuadrilátero”

 

CASI NOS SALE MÁS BARATO DAR 5€ A CADA JOVEN

  • Una anécdota (que no es tan anécdota) para rematar El Cotarro de hoy. Dicen algunas de las personas que protagonizan los “botellones” que lo hacen obligados “por lo caro que están las bebidas en los locales de ocio”. Durante el proceso de elaboración de la Ordenanza de Convivencia, en la Comisión Ciudadana hicimos un estudio (no muy riguroso, claro) para ver lo que suponía cada noche de “botellón” para La Laguna. Se puso sobre la mesa que había que pagar horas extras a la Policía Local, a los operarios de limpieza y a los jardineros: Aparte, afrontar el coste de reposición de plantas en jardines y de sistemas de riego, de arreglo de destrozos en el mobiliario urbano, de arreglo de fachadas (a pagar por sus propietarios, pero que se tienen que arreglar y pagar) … En fin, que hicimos un prorrateo y llegamos a la conclusión de que, bien mirado, igual saldría a cuenta dar a cada joven (mayor de edad) 5 euritos a cada uno, y que se los gastaran en los locales de ocio legalmente abiertos.

Basura que dejan tirada, sin vergüenza alguna, en todas las zonas de “botellón”

 

ALARMA EN LAS ASOCIACIONES Y COMUNIDADES

  • Dicho todo lo anterior, y para que no digan que soy yo solo el que siempre escribe y opina en El Cotarro, a continuación cedo y dejo encantado el restante espacio de la edición de hoy, a la Asociación de Vecinos del Casco Histórico de La Laguna, a otras asociaciones y comunidades de vecinos, sobre todo de la zona de “El Cuadrilátero” lagunero y otros vecinas de La Laguna que, hace unos días, han manifestado su tremendo malestar y profunda preocupación por la problemática del “botellón” por medio de un contundente comunicado. El comunicado lo firma Pablo Reyes Núñez, el presidente de la mencionada Asociación de Vecinos Casco Histórico de La Laguna, y, para quienes lo quieran leer libre y voluntariamente, se lo reproduzco íntegramente. Sin duda, la alarma en asociaciones y la ciudadanía queda clara y manifiesta.

Pablo Reyes Núñez, firmante del comunicado que reproducimos íntegramente

 

ESPECIAL

TEXTO ÍNTEGRO DEL COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CASCO DE LA LAGUNA

 

COMUNICADO DE ASOCIACIONES Y COMUNIDADES

  • El comunicado firmado por Pablo Reyes Núñez y que les reproduzco íntegramente, para quien deseen leerlo. Comienza manifestando lo siguiente: “Sorprendidos y alarmados por la aparición de una desproporcionada cantidad de personas, muchos de ellos menores de edad, el pasado “puente del Pilar” haciendo “botellón” en la plaza Víctor Zurita Soler, corazón del denominado “cuadrilátero lagunero”, la asociación de vecinos “Casco Histórico de La Laguna” y alrededor de 25 presidentes de comunidades de propietarios de edificios -la mayoría de la zona del cuadrilátero- mantuvieron una reunión el 13 de octubre de 2021, para adoptar acciones conjuntas ante un fenómeno que está generando una notable tensión entre los vecinos afectados”.

MENORES DE EDAD EN LA MADRUGADA LAGUNERA

  • El contundente comunicado que firma Pablo Reyes continúa describiendo la problemática con más y más ejemplos de actitudes y realidades inaguantables: “Se nota entre otros aspectos lo siguiente: Elevada presencia de menores de edad en horas de madrugada; puntos de venta ilegal de bebidas alcohólicas a los mismos; consumo generalizado de alcohol en espacios públicos; alto volumen de ruido hasta la madrugada que impide el descanso de los vecinos; menudeo en la venta de drogas atestiguados por los residentes que lo ven desde sus viviendas; vandalismo y daños a la propiedad privada visible en coches, portales, fachadas, (pintadas o roturas de cristales); así como daños al mobiliario urbano de propiedad pública; posibles convocatorias ilegales para concentraciones en el espacio mencionado público; notoria presencia de personas en la calzada y vías de entrada, que impiden el normal acceso de los vehículos de los residentes a sus garajes”

INCUMPLIMIENTO DE ORDENANZA DE CONVIVENCIA

  • El comunicado remata su relación de hechos manifestando lo siguiente: “Incumplimiento de varios artículos de la ordenanza municipal de Convivencia Ciudadana; incremento notable de la ansiedad de los residentes ante las múltiples situaciones de tensión generadas; suciedad e insalubridad al día siguiente en forma de orines en cualquier esquina, vómitos a consecuencia de más de una borrachera, o basura derivada de los restos de botellas vacías, bolsas plásticas, etc.; inacción por parte de los insuficientes agentes de la policía local y nacional presentes, permisividad de los responsables políticos que no han anticipado una respuesta a un fenómeno que se viene repitiendo en otras ciudades del país; fueron algunos de los principales testimonios aportados por los representantes de las comunidades presentes en la reunión”. Casi nada lo que, de forma tan clara y rotunda, como lamentable y peligrosa describe el comunicado firmado por Pablo Reyes Núñez y que termina con un interesante mensaje que es, al mismo tiempo, un “aviso a navegantes” …

AVISO DE POSIBLE PASO A PROBLEMAS MAYORES

  • “A partir de este análisis compartido entre la asociación de vecinos (AV) y representantes de las comunidades de propietarios, el colectivo vecinal se ha comprometido a trasladar estas manifestaciones al concejal de Seguridad Ciudadana, Alejandro Marrero, en una próxima reunión, a efectos de que se proceda a una decidida toma de decisiones del grupo de Gobierno que aplique medidas que den solución a un fenómeno que amenaza con repetirse todos los fines de semana o que se puede trasladar a otras zonas del municipio. Esta fue la conclusión al término de una intensa y cívica reunión que constituye el primer paso en la serie de actuaciones que pretende llevar a cabo la AV conjuntamente con las comunidades de propietarios, ante una muy preocupante situación que está alterando la convivencia ciudadana y haciendo disminuir aceleradamente la calidad de vida que se disfrutaba en la zona durante el periodo en el que han durado medidas restrictivas debido al COVID. Que las pocas mejoras habidas a lo largo de la situación pandémica no desaparezcan ante el resurgir del fenómeno del “botellón” que, de no estar encauzado, puede traer muchos perjuicios a los vecinos y al municipio”. Hasta aquí el comunicado firmado que firma Pablo Reyes Núñez. ¡¡Ojalá tome nota quien proceda y, sobre todo, tome cartas en el asunto y ponga soluciones, ya!!

 

* José Carlos MARRERO GONZÁLEZ

Periodista y analista de la actualidad.

Director de El Cotarro (www.elcotarro.com)

Director de Canarias en Positivo (www.canariasenpositivo.com)

Director de GastroCanarias (www.gastrocanarias.com)

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.