EL MONÓLOGO / 120
Lo nunca visto

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

Por Pepe Moreno *

 

 

Estar permanentemente pegado a la actualidad nos hace pensar que nada ni nadie nos va a sorprender porque ya hemos visto muchas cosas y es casi imposible que alguien nos asombre con una ocurrencia. Pues ha sido posible. Al menos quien esto suscribe no ha visto nunca algo parecido.

 

En medio del fragor de un incendio forestal que tiene muy mala pinta, con un presidente del Cabildo preocupado porque las llamaradas no sigan destruyendo, con un Gobierno de Canarias poniendo todos los medios para atajar la posible catástrofe y con unos profesionales implicados en que el fuego no devore un monte que es santo y seña de la isla de Tenerife, aparece una noticia en la que primero el estupor y luego la curiosidad levantan un halo de asombro digno de mejor causa.

 

George Orwell, autor de aquel maravilloso relato de 1984, temía que la verdad se nos ocultara, y otro escritor británico, Aldous Huxley, en su famoso libro Un mundo feliz, temía que la verdad se ahogara en un mar de irrelevancia. Y eso es lo que nos está pasando. Por ejemplo, esta misma semana hemos asistido a un esperpento de enfrentamiento entre una consejera, que se supone que es la que manda en su departamento, y un director general con ganas de trabajar y de hacer cosas.

 

Les cuento. La Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias, a cuyo frente está la gomera Yaiza Castilla, advertía el pasado jueves de que su director general de Infraestructura Turística, Fernando Miñarro, «actúa por su cuenta» y envía convocatorias y notas de prensa sin autorización, al margen del departamento de la propia consejera. Añadía Castilla que «hay unos procedimientos para trabajar a través de los gabinetes de prensa y canales oficiales y por eso pedimos a los medios de comunicación que no tengan en cuenta convocatorias o notas de prensa fuera de ese origen”.

 

Es decir, que cuando se vea que la nota proviene del departamento de Infraestructura Turística seamos nosotros, los de los medios, los que digamos “ah, esa convocatoria es de ese departamento, no vamos”. ¿Qué pinta entonces Yaiza Castilla? ¿Nada? ¿En función de porqué está ahí? Si no puede decretar su cese ¿qué poder ostenta la consejera? ¿Ninguno? ¿Está solo para hacer valoraciones de la cantidad de turistas que pueden venir a pasar sus días de vacaciones a estas islas? ¿Está solo para darle fondos a los medios con campañas mediáticas? Una nota sin sentido y de las que se puede calificar como “lo nunca visto”.

 

Bueno, pues después de leer una nota que abría incluso algún periódico, nadie preguntaba por qué el segundo cargo seguía en su puesto y no lo cesaba la responsable del departamento. ¿No puede? ¿No tiene competencias para ello? ¿El director general está amparado por el partido y no por la consejera? En función de esta última pregunta, ¿quién tiene esa potestad? ¿El partido o el presidente del Gobierno? ¿Saben de lo que hablo?

 

Pero no pasa nada. La consejera sigue en su puesto y que sepamos el director general también. Pero lo mismo pasa con otros que han sido silenciados en sus actuaciones, como la viceconsejera de Turismo, la ex de Ciudadanos, Teresa Berástegui, que un día fue “captada” para ese puesto y nunca más supimos. Parece que tampoco puede salir a la palestra y que la única que lo puede hacer es la responsable del departamento. ¿ustedes entienden algo? Yo, tampoco.

 

Los ciudadanos no contamos para nadie. Hoy la información está muy tamizada y son los poderes públicos los que nos dicen qué debemos saber y qué no. Fernando Miñarro, como director general de Infraestructuras Turísticas es el responsable, entre otras competencias, de “formular propuestas de aprobación de los planes, programas y medidas tendentes a la rehabilitación de los espacios urbanos turísticos, en coordinación, en su caso, con los departamentos y órganos competentes en materia de ordenación territorial y rehabilitación de la planta alojativa turística y la elaboración de los indicados planes, programas y medidas”. Y claro eso, a la señora consejera, le puede molestar, sobre todo si se entrevista, el director general, con los alcaldes y responsables de este tipo de actuaciones. Por eso nos pide que no nos hagamos eco de sus cometidos.

 

Y luego está lo de hacerlo público a través de una nota en la que habla incluso de las agencias informativas que son competentes porque explican, y lo pongo textual, que “la agencia privada contratada por el alto cargo no dispone de validez para ejercer labor alguna de comunicación en nombre del Gobierno de Canarias». Es decir, a partir de ahora tendremos que ver de dónde viene la comunicación para saber si se le puede hacer caso o no. Lo dicho, lo nunca visto, como se decía en el circo.

 

Acusan, igualmente desde ese departamento de que el director general decidiera, en su momento, colocar placas con su nombre. Lo dicen por la inauguración de un parque en el municipio de Tijarafe, y dicen que era una cosa en la que actuaba por su cuenta. En la nota informativa ponían incluso el texto de la placa que dice: «Este parque ha sido inaugurado siendo director general de Infraestructura Turística D. Fernando Miñarro Mena y alcalde de Municipio de Tijarafe D. Marcos José Lorenzo Martín».

 

En horas de la tarde de ayer, el propio Consistorio publicaba una nota en la que, con firma del alcalde, se explicaba que “la decisión de elaborar y colocar dicha placa conmemorativa de la inauguración del Parque Cultural El Lagar (cuya ejecución se había financiado con fondos de la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias) es única y exclusiva del propio Ayuntamiento de Tijarafe, no del director general de Infraestructura Turística. El motivo de que apareciera su nombre en la misma resulta protocolariamente obvio, ya que fue el único cargo institucional que asistió presencialmente representando al Gobierno de Canarias en el evento inaugural” y añaden que “es de agradecer formalmente el siempre correcto y cordial trato, así como la disponibilidad y proactividad del Sr. D. Fernando Miñarro Mena en todo lo que tuvo que ver con la tramitación y ejecución de los distintos expedientes de subvenciones que ha ejecutado este Ayuntamiento en los últimos años y que derivaban de fondos comprometidos desde la pasada legislatura con origen en la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias”. ¿Qué podemos encontrar más claro que este escrito?

 

Por tanto, me da que un problema de celos está detrás de todo este asunto con el que algunos nos encontramos en los periódicos, pero que parece que se viene larvando desde hace tiempo. La Consejería es la denunciante de un problema, la que envía la nota con la que intenta “castigar” a uno de los suyos y la que nos dice a los ciudadanos lo que debemos leer y lo que no. Un asunto en el que parecen que son ellos los que nos deben decir qué es lo que sirve y lo que no. Sobre todo, me parece percibir que si es la propia consejera la que aparece en la nota informativa eso no se puede ni siquiera dudar, si se nombra a otros, hay que constatarlo y ver de qué agencia de comunicación viene, como mínimo.

 

En fin, para no cansarles. Que me parece que Yaiza Castilla no pinta nada en ese departamento, que entiendo que su relación con el “gran jefe” de ese partido, la Agrupación Socialista Gomera que preside Casimiro Curbelo, es nula o inexistente y que la propia nota de prensa publicada ayer así lo pone de manifiesto. Mucha gente sabía de esa relación rota desde hace tiempo, pero ahora lo tiene más claro por si quedaba duda. Nunca se había visto una nota informativa como esa. Y lo que más preocupa es que algunos confunden su cometido con un don divino y eso está por ver. Dicen que este no es el único conflicto, que hay más. Y eso pasa en la Consejería que más aporta a nuestro Producto Interior Bruto. Qué mala suerte tenemos. Ya les contaré en otro monólogo.

 

 

* José MORENO GARCÍA

Periodista.

Analista de la actualidad.

 

Islas Canarias, 23 de julio de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.