EL MONÓLOGO Nº032
A la tercera visita fue la vencida.

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

A la tercera visita ministerial, fue la vencida.

 

 

José Moreno García *                                                   

 

 

Estaba discutiendo conmigo mismo si escribir de las últimas medidas impuestas por el Gobierno para Tenerife, en un intento de frenar la expansión de la pandemia, o si hacerlo de la actitud del Gobierno Central para con estas islas a cuenta de la inmigración. Y me he decidido por escribir este Monólogo de esto último, de la estampa que trasmitimos con un muelle, el de Arguineguín, atestado de gente que no saben en qué emplear las horas, que no saben dónde dormirán y en el que cada día supongo que se preguntarán si fue para eso para lo que arriesgaron su vida en la inmensidad del océano.

 

Ni les damos respuesta ni sabemos qué hacer con ellos. Tenemos un Gobierno, el Central y el de la UE, que nos ha dejado abandonados, encogiéndose de hombros y mirando hacia el horizonte, en plan disimulo, porque con los refugiados, los que huyen de sus países y de sus condiciones de vida, España está cumpliendo el cupo de personas acogidas.

 

Han venido ministros y comisarias europeas y no pasa nada, no hacen nada, ni se comprometen a nada, porque consideran que nuestras islas son el mejor territorio para confinar a los que quieren entrar en esta Unión en busca de una mejor manera de vivir. A lo más que llegan es a disponer otros espacios de acogida, que estén fuera de la mirada impertinente de medios de comunicación y de los ciudadanos corrientes, y tenerlos recluidos el tiempo que sea necesario.

 

De esta manera se volverán invisibles, dejaremos de ver a esas personas hacinadas, que llegaron a bordo de unas débiles embarcaciones, pero que seguirán viviendo en unas carpas de tela, esta vez hechas por el Ejército. La Brigada ‘Canarias’ XVI ya está montando unas instalaciones para 800 plazas con 23 tiendas en el antiguo polvorín de ‘Barranco Seco’, en Las Palmas de Gran Canaria. ¿Se dan cuenta? 800 plazas, con 23 tiendas.

 

No mejoramos mucho lo del puerto de Arguineguín en donde también estaban acogidos en tiendas, en una supuesta situación provisional. Pero hay más. Tanto el Defensor del Pueblo como la Comisión del Refugiado o la organización internacional Human Rights Watch, han denunciado que las condiciones del campamento para migrantes del muelle de Arguineguín (Gran Canaria) “no respetan la dignidad de esas personas ni sus derechos básicos”, ni tampoco “representan bien a España”.

 

En un informe publicado en su web tras la visita que realizó a Gran Canaria la semana pasada su directora para Europa, Judith Sunderland. HRW reconoce los esfuerzos y “la buena intención” de quienes trabajan en ese campamento de primera acogida, pero subraya que las condiciones del muelle son “completamente inadecuadas” y hacen imposible guardar las precauciones básicas frente a la COVID-19.

 

La ONG critica el hacinamiento e insalubridad que su representante observó en el muelle de Arguineguín, cuando había la mitad de acogidos de los más de 2.000 que hay en la actualidad. Así que la cosa se ha complicado aún más. El informe destaca, por ejemplo, que las tiendas habilitadas no tienen suelo, ni camas, ni colchones. Los migrantes, entre los que se encuentran menores, aseguran que solo han recibido dos mantas: una sobre la que dormir y otra para taparse. ¿Es eso tener humanidad? ¿Creen que son condiciones para que vivan personas?

 

Por eso es fundamental buscar soluciones que hagan que estas personas estén en otras condiciones. Creo que la visita de estos días de la ministra canaria Carolina Darias, responsable de la Política Territorial y Función Pública que, aunque no tiene competencias en esto de la llegada de migrantes, ha sido la que ha anunciado una serie de medidas que pueden suponer el desbloqueo de esta situación. Habrá centros de acogida, patrullas en la mar que vigilen el flujo, y acciones políticas en los países de los que proceden los migrantes.

 

Por eso ha puesto a disposición de estos menesteres los centros de El Matorral, en Fuerteventura y el de Las Raíces en Tenerife, que pertenece al Ejército de Tierra, que se sumarán al acuartelamiento de Las Canteras. A esto hay que añadir en Gran Canaria, el antiguo polvorín de Barranco Seco y el Colegio León de Las Palmas de Gran Canaria, que se abrirá como espacio de acogida “en cuestión de días”. Todo esto indica que han tenido que venir tres ministros para que las soluciones comiencen a tomar cuerpo, pero algo más habrá que hacer.

 

El director de esta plataforma, José Carlos Marrero, mantiene que no todo es acogida, sino que hay que actuar en esos países emisores de migrantes. Hemos sabido que el ministro del Interior, Grande Marlaska, realizará una visita, la séptima, el próximo 20 de noviembre a Marruecos y la responsable de Asuntos Exteriores, Arancha González visitará Senegal antes de que acabe el año.  Hasta ahí bien, pero ¿qué más?

 

Según lo relatado por Carolina Darias, la agencia Frontex se desplegará hasta el 21 de enero de 2021 para reforzar las labores de la Policía. La ministra desveló que el Gobierno de España está negociando con Senegal y con Frontex desplegar medios aéreos en la ruta atlántica. Esto sí que puede ser una medida disuasoria eficaz. Ya se hizo en el pasado y se logró controlar el flujo de embarcaciones.

 

Pero es que además ya han comenzado las repatriaciones. El pasado martes tuvo lugar el primer vuelo de deportación tras la pandemia. Fueron llevadas hasta Mauritania 22 personas, de las que solo una era de nacionalidad mauritana, el resto procedía de otros países y esa misma noche fueron expulsados de Nuakchot.

 

Bueno, pues parece que a la tercera ha ido la vencida y que comienzan a tomar conciencia que algo había que haber hecho antes. Se ha perdido un tiempo muy necesario para evitar sufrimientos, para que se viera que no había olvidos ni negligencias, pero en cualquier caso para que la mano del Estado estuviera presente en un asunto en el que mucha gente se juega la vida. Han permitido muchos desmanes y sobre todo una inactividad que ha rayado en la indolencia.

 

Ahora habrá que ver que se pasa de las palabras a los hechos y para ello el tiempo va a ser el mejor vehículo de observación. Sé que Ángel Víctor Torres ha peleado mucho ante el gabinete de Pedro Sánchez y la solución final ha venido de la mano de una compatriota que se sienta en ese Consejo de Ministros, veremos a ver si los demás cumplen. A la expectativa estamos.

 

* José MORENO GARCÍA

Periodista.

Analista de la actualidad.

 

La Laguna (Tenerife), 14 de noviembre de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *