Exigimos soluciones, ¡ya!

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

Pablo Reyes Núñez *

 

 

Desde la A.V. Casco Histórico, manifestamos nuestra preocupación y malestar por la inseguridad que padecemos en el centro y casco histórico de la ciudad. Esta situación se manifiesta en la escasa, por no decir nula, presencia de policías locales de servicio por las calles, así como dejadez en determinados servicios que tradicionalmente se han desarrollado (calles peatonales, cuadrilátero, colegios, comisaria…)

 

Esta situación se va complicando a medida que avanza la época estival, en la que hay mayor presencia de vecinos y visitantes en nuestras calles con un alto número de actividades culturales, deportivas,.. La ciudadanía no puede consentir esta situación y exigimos soluciones.

 

La situación, ya denunciada por nosotros en otras ocasiones, se intenta justificar con el bajo número de agentes, dado que se han jubilado muchos en los años anteriores y no se han sustituido.

 

También se nos dice que se está negociando con los sindicatos mejoras en las condiciones laborales. Por otro lado, también parece que se está desarrollando el proceso selectivo para dotar próximamente al cuerpo de 42 nuevos agentes.

 

Los vecinos/as exigimos responsabilidades, y ya es hora de dar una solución. Los responsables políticos y sindicatos no pueden dejar que se deteriore el clima de seguridad y convivencia.

 

La imagen de un municipio, de una ciudad, se dignifica y se engrandece con el correcto funcionamiento de su policía local ya que son los agentes quienes dinamizan la vida ciudadana, hablan con los vecinos, aconsejan y ayudan, así como controlan el cumplimiento de las ordenanzas, etc.

 

En los asuntos de seguridad ciudadana, al igual que en otros temas, es fundamental hacer partícipe a la vecindad y contar con su voz. Nuestro municipio dispone de cauces para que la ciudadanía opine, colabore y apoye la convivencia y la seguridad ciudadana.

 

La ordenanza de convivencia, que tanto trabajo costó redactar con la presencia de todos los sectores de la sociedad lagunera, y vigente desde el 15 de junio de 2016 es, con sus aciertos y errores, el conjunto de normas que permite a los vecinos ejercitar sus derechos y cumplir con sus obligaciones. Siendo un documento de gran importancia para afrontar el tema de la convivencia, el Ayuntamiento nunca ha convocado una reunión ni ha constituido la Comisión de Convivencia foro adecuado para abordar su evaluación, análisis, revisión y/o actualización.

 

En nuestra sociedad, sometida a continuos cambios, hay temas como los de la sanidad, la educación, y éste de la seguridad que no deben ser usados como armas políticas electorales de desgaste y reproches.

 

Estos temas deben ser objeto de un pacto. Exigimos un pacto por la seguridad. Los responsables políticos y los funcionarios policiales, que cobran sus sueldos de los impuestos de los laguneros/as, no pueden mirar sólo por sus intereses. Deben sentarse, debatir, consensuar y llegar a acuerdos, que la ciudadanía debe conocer y deben mirar por el bien del municipio, de sus vecinos y vecinas.

 

Es increíble que, en nuestras calles, en infinidad de actos no veamos un policía. Cuando llamas a la comisaría no te contestan y si lo hacen te dicen que no hay agentes.

 

A la presencia testimonial, tenemos que añadirle la sensación de impunidad que se ha creado. Pasa un ciclista a velocidad por un peatonal, hay un músico que incumple, un camión de gran tonelaje que entra fuera de hora a velocidad no permitida, todos estos ejemplos y muchos más ocurren diariamente y si hay suerte y un guardia lo ve, algunas veces miran para otro lado.

 

Estamos en época de eventos culturales, deportivos, de actos festivos, etc. y todas estas actividades necesitan que impere fehacientemente la seguridad para la ciudadanía.

 

Por último, consideramos que, a raíz de los numerosos incidentes que se vienen dando los fines de semana en los espacios públicos, se debe contar, de manera urgente, con operativos policiales que controlen los botellones y fiestas.

 

Está muy claro y lógico que el pacto por la seguridad conlleva un plan de actuaciones, un plan que incluya a todos los cuerpos de seguridad del estado: policía nacional, guardia civil, guardas forestales y, en primer plano, a la policía local.

 

Exigimos, por todo ello, lealtad, eficacia y gestión política. La Laguna no aguanta más.

 

 

* Pablo REYES NÚÑEZ

Presidente de la Asociación de Vecinos “Casco Histórico de La Laguna”

Diplomado en Magisterio por la Universidad de La Laguna (ULL)

Maestro de escuela (jubilado)

Maestro Colaborador del Aula de Etnografía del Museo Pajar del Centro de Enseñanza Obligatoria (C.E.O.) Manuel de Falla, de La Orotava.

 

 

La Laguna, 9 de julio de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.