LA CHINCHETA
Bodrio encuesta

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

Santiago Negrín Dorta *

 

He esperado 24 horas para opinar, después de leer a consciencia el bodrio hecho a los españoles, en medio de la crisis, por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). ¿Para qué diablos queremos una encuesta ahora? Con la gente desorientada, flaco favor no solo al Gobierno, sino a todos. Un examen barato, lleno de cuestiones intolerables. No necesitamos clases de sociología barata y de regalo escuchar al tal Tezanos, (mandamás del CIS) decir que la encuesta es buena, que lo malo son las respuestas de los ciudadanos.

 

PREGUNTA: “¿Cree que se debe hacer un esfuerzo de recuperación cuando acabe la crisis?”, pues claro, ¿qué hacemos si no, echarnos la siesta? Por primera vez en la historia, al hacer la encuesta, se ha llamado de parte de la empresa subcontratada y no del CIS. Encima, este chanchullo nos cuesta dinero…

 

PREGUNTA: “¿Se tienen que prohibir informaciones e imponer una sola fuente de información, para evitar bulos?” Es surrealista mezclar información y medios de comunicación, con bulos y Redes Sociales, en la misma pregunta. España es el país con más contagios de Europa. ¿Cómo vamos a usar solo las “fuentes oficiales” para hablar de la pandemia? la gente detesta la información de una misma fuente, muchas veces manipulada. La obsesión de algunos miembros del Gobierno por los medios, comienza a oler a cloaca…

 

PREGUNTA: “¿Está satisfecho con su situación económica, al margen de la crisis del virus?” ¿Pero qué se han fumado? Es como si me preguntan qué tal mis vacaciones de Semana Santa si no tuviéramos una pandemia. Pues bien, claro, sin la crisis habría pasado unos días de P.…madre. Los negocios estarían abiertos, los bares funcionando y las compañías aéreas volando.

 

¿Qué cagada de preguntas son esas? ¿por qué no preguntan cómo se está viviendo esta crisis o si el gobierno lo está siendo bien o mal? Cuando una encuesta falla, no falla la gente, sino quien la manipula y éste es el caso. Cocinada en cacerola a medida, tomándonos por tontos y pagada con dinero público. Sinceramente, no estamos para pendejadas. Hagan el favor de llevarla a un punto limpio y que apeste allí.

 

* Santiago NEGRÍN DORTA

Periodista.

Profesor del Grado de Comunicación en la Universidad Europea de Canarias (UE)

 

@chinchetas

 

17 de abril de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.