LAS CHINCHETAS
del domingo 19/04/2020

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

 Santiago Negrín Dorta *

 

SIGO SIENDO EL REY…

 “No me gusta la Monarquía, detesto al Rey vestido de uniforme, adoro la República” Pablo Iglesias dixit. Pero yo sigo siendo el Rey, como decía la popular canción mexicana. Con dinero y sin dinero yo hago siempre lo que quiero y mi palabra es la ley (que se lo pregunten a los ministros socialistas del Gobierno). No tengo trono ni reina (sí la tiene, Irene Montero, con el virus y en cuarentena), ni nadie que me comprenda, pero sigo siendo el rey…

Pablo Iglesias sigue siendo el Rey y sin cumplir las directrices, El anuncio de la ministra Irene Montero de que sigue contagiada de Covid-19 deja en muy mal lugar a su pareja, el vicepresidente, que no está cumpliendo las mínimas precauciones que se piden a todos los ciudadanos (los políticos también son ciudadanos), al convivir bajo el mismo techo con una persona contagiada, lo normal es que guarde precauciones, para evitar posibles contagios a terceros. Pero Iglesias transita por el Congreso, los platós de televisión y las reuniones ministeriales sin tomar la más mínima medida, como usar una mascarilla, cuando el virus ya ha matado a 20.000 españoles. También me dijo un arriero que no hay que llegar primero, pero hay que saber llegar…

 

¿ALÓ TRANSPARENCIA…? BIP…BIP…SIN RESPUESTAS

“Deje su mensaje en el contestador, Ya le atenderemos cuando se vaya el virus” …El Gobierno ha aprovechado el estado de alarma para neutralizar el Portal de Transparencia. Esta herramienta, destinada a que cualquier ciudadano pida cuentas de su gestión a la Administración, está ahora mismo vacía de contenido. De esta forma, el Ejecutivo no tiene la obligación de informar (salvo que lo quiera hacer porque le dé la gana) sobre aspectos tan relevantes como los costes y beneficiarios de los contratos que otorga a empresas del sector sanitario en plena crisis del coronavirus. Los ciudadanos pueden solicitar información, pero nada más hacerlo reciben un aviso: “los plazos están suspendidos”. Nadie va a tramitar esa petición hasta que el país recupere la normalidad. Esto impide, por ejemplo, solicitar las actas del comité de expertos en el que el Gobierno dice basar sus decisiones o pedir copia del contrato de compra de los 640.000 test chinos defectuosos. La única vía para obtener información son las comparecencias diarias de los responsables políticos. Todo un ejercicio de transparencia.

 

¿CARGO O CARGA PÚBLICA?

En ocasiones el lenguaje inclusivo suele dar lugar a situaciones curiosas. Ellos y ellas, médicos y médicas, líder y lideresa, ingeniero/a, todos y todas…y ¿qué hacemos con el “cargo público”, utilizamos “una carga pública” al referirnos a una ministra del Gobierno de España, tal y como hizo una TV privada hace unos días? ¿suena raro eso de ser “una carga pública”? ¿suena a desempeñar una función pública o a ser una “carga” para el erario público? Al menos suena raro eso de ser una “carga”. En fin, cosas del lenguaje…inclusivo y exclusivo a veces.

 

* Santiago NEGRÍN DORTA

Periodista.

Profesor del Grado de Comunicación en la Universidad Europea de Canarias (UE)

 

@chinchetas

 

19 de abril de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.