Tenemos que ayudar
a Cáritas… pero ¡YA!

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

José Carlos Marrero *

 

Mas allá de las ideologías, por encima de los partidos políticos y al margen de credos y religiones, yo creo que nadie, creyentes o no creyentes, discute o pone en duda hoy en día la inmensa labor social que, desde su fundación el año 1947, ha venido realizando CÁRITAS en nuestro país y, por supuesto, en todas y cada una de nuestras Islas Canarias.  Una labor que sigue día a día y desde la que se promueve el desarrollo integral de las personas y los pueblos, especialmente de los más pobres y excluidos.

 

Con la coordinación de 70 Cáritas diocesanas, y a través de más de 7.700 Cáritas parroquiales, casi 2 millones de personas reciben diariamente ayuda gracias a los casi 85.000 voluntarios de Cáritas repartidos por toda España. Exactamente 893 en Tenerife y unos 3.100 en toda Canarias

 

Una ayuda que, hoy por hoy, en estos difíciles momentos y en medio de esta compleja realidad que todos estamos viviendo, no cae de las alturas, como cuenta la Biblia que sucedía con el pueblo elegido durante la travesía del Desierto del Sinaí, que cada día recibía el Maná caído del cielo.

 

Hasta estos momentos, el 73% de los fondos de Cáritas (unos 257 millones de euros) procede de aportaciones privadas, A través del apoyo de donantes, participantes, empresas e instituciones, entidades de economía social y herencias o legados. Solo el 27% (unos 95 millones de euros) lo integran las aportaciones públicas de las administraciones europea, central, autonómica y local.

 

Con esos fondos, que cada año Cáritas audita, justifica y rinde cuentas públicamente en su memoria anual, con una transparencia absoluta, la entidad fundamenta su acción en la acogida y acompañamiento de personas y familias vulnerables y excluidas o en régimen de exclusión, promoviendo el empoderamiento de esas personas, para que defiendan sus derechos humanos en los tres ámbitos del desarrollo integral: necesidades básicas, sentido de la vida y participación social.

 

Y lo hace promoviendo la economía solidaria a través de programas de empleo inclusivo, iniciativas de economía social, propuestas de comercio justo, el fomento del consumo responsable y el compromiso con las finanzas éticas. Porque, como se afirma desde la propia Cáritas, “con valores hay derechos”.

 

En estos momentos, Cáritas es más protagonista que nunca porque siempre ha estado y está presente junto a los pueblos y las comunidades que, como la nuestra, como Canarias, sufren emergencias. Y Cáritas actúa antes, durante y después del desastre, conflicto o crisis humanitaria, trabajando para mejorar la capacidad de respuesta y lograr una rápida recuperación. Y lo está haciendo ahora ante los estragos que está produciendo la pandemia por el coronavirus COVID-19

 

Pero los fondos de Cáritas en Canarias, como en toda España, han caído en picado. Porque provienen de forma mayoritaria de las donaciones voluntarias y de las tradicionales colectas para Cáritas que se hacían una vez al mes, cada primer domingo, en todas nuestras iglesias y parroquias, hoy cerradas por el puñetero y maldito (que Dios me perdone) coronavirus Covi-19.

 

Pero la labor debe seguir. Tiene que seguir. Me comentan que, en las últimas semanas, la demanda de ayuda ha sobrepasado el millar de familias tinerfeñas, y en el resto de las islas pasa lo mismo. Cáritas quiere seguir ayudando, pero, para ello, necesita ayuda y nosotros debemos colaborar… Y no vale lo del dicho popular de “mucho jabla, jabla y poco jace, jace”. Hay que actuar de inmediato. Todos tenemos que actuar, ya.

 

Para ello y con motivo del ya próximo primer domingo de mes, Cáritas de Tenerife ha abierto una cuenta corriente especial con el siguiente código de IBAN: ES67 2100 6623 7822 0006 8077 donde, libre y voluntariamente, quien lo desee puede realizar una donación, por ingreso o transferencia, de la cantidad que pueda y estime oportuno.

 

Y también se puede ayudar realizando un ingreso de forma inmediata con el nuevo sistema de BIZUM, indicando que quiere hacer una DONACIÓN. Cuando te pide los 5 dígitos del número de la ONG deben poner: 33616 y seguidamente, lógicamente, indicar la cantidad de dinero que usted, de nuevo libre y voluntariamente, pueda y estime oportuno donar.

 

Y les aseguro que, cuando hagan el ingreso que buenamente puedan y deseen, se van a sentir inmensamente gratificados y felices, como si ya hubieran salido de este puñetero confinamiento.

 

* José Carlos MARRERO GONZÁLEZ

Periodista.

Director de Canarias en Positivo®

 

21 abril de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.