EL MONÓLOGO Nº041 Postdata
Todo, según lo previsto

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

No hubo sorpresas ni el Gobierno se inventó ninguna fase intermedia y los medios de comunicación hicieron mutis por el foro y nadie preguntó más de lo que ya decía el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, que se tomó su tiempo para hablarle a la ciudadanía y, aunque fue puntual, apareciendo a las siete de la tarde -más o menos- se entretuvo en poner sus papeles en orden, quitarse la mascarilla, guardarla en el bolsillo interior de su americana verde, abrir el micrófono del atril, que luego cerró sin darse cuenta para volverlo a abrir y comenzar a desgranar las dos noticias que tenía; una buena y otra mala.

 

La buena es que Tenerife baja al nivel dos y la mala es que Gran Canaria sube a nivel tres de restricciones en esta pandemia. Y dijo aquello de que el Gobierno de Canarias ha decidido pasar del 2 al 3 el nivel de alerta en la isla de Gran Canaria, efectivo a partir del lunes, para evitar la propagación de la covid-19. Se confirma la tendencia de empeoramiento de la situación epidemiológica de Gran Canaria. En Tenerife, sin embargo, se reducirá del 3 al 2.

 

Cuando abrió el turno de preguntas solo se le plantearon dos. Qué pena de profesión en estos momentos en los que se echa de menos la presencia de los que tienen que demostrar que su curiosidad tiene que ir más allá de lo que dicta una declaración gubernamental. A lo que iba, solo hubo dos preguntas. Una referida a cuándo se iniciaba esto, otra para demandar si todas las demás islas seguían igual y pare usted de contar, que los periodistas acreditados ante Presidencia del Gobierno no necesitaban más o sus niveles de curiosidad no daban más avío.

 

Tenerife necesitó hasta tres modificaciones del BOC, que matizaran incluso las propias declaraciones del Ejecutivo canario, y en la declaración de este sábado han bastado las palabras de Blas Trujillo como responsable de la Sanidad en Canarias.

 

¿Qué cuáles son las consecuencias de estas decisiones? Pues que en Tenerife las medidas de contención estarán más relajadas que en Gran Canaria. Que en Tenerife se podrá ir a los gimnasios que estén abiertos, mientras que en la isla redonda cerrarán hasta que los niveles bajen. Que en la isla picuda ya se podrá comer dentro de los restaurantes sin coger una pulmonía en las terrazas exteriores y que en Gran Canaria tendrán que hacerlo fuera, en la calle.

 

No se puede viajar a Gran Canaria ni a Lanzarote a menos que se tenga una causa justificada, que se cierran todos los locales de actividad recreativa (los vicios) y las casas de apuestas. Que no se puede ir de visita a los centros hospitalarios ni a las residencias de mayores y algunas cosas más. Vamos como está Tenerife ahora mismo y hasta el lunes.

 

En fin, mejor les dejo con un gráfico y ustedes mismos:

 

 

Por tanto, ni hay pleito insular ni dos varas de medir ni podemos acusar a nadie de barrer para su casa. El Gobierno que preside Ángel Víctor Torres ha actuado conforme a lo que está previsto en los cánones que nos rigen en este tiempo tan diferente. ¿Que todo esto podían haberlo hecho el jueves? Pues sí, lo podían haber hecho. ¿Que han tenido miramientos? Igual que lo tuvieron con Tenerife, donde lo estuvieron avisando que podía pasar durante todo el mes de noviembre y tomaron la decisión el 18 de diciembre. ¿Que lo de este sábado ha sido una comparecencia sin chicha? Pues también.

 

Lo que no quita para que se sigan haciendo llamamientos para que la responsabilidad sea la cualidad humana más usada en los próximos días, que esto no ha terminado y que todos los que vivimos en estas islas, estemos en la fase que estemos, tenemos que seguir comportándonos de forma y manera que los contagios no sigan multiplicándose y que no se trata de que ahora unos se actúen de manera insensata. Ese debe ser el pensamiento en el que nos debemos apoyar. Ni en Tenerife debe haber un relajamiento ni en Gran Canaria y Lanzarote una depresión.

 

Los datos de este sábado indican que debemos seguir con mucha atención. Tres fallecidos con 216 casos nuevos, de los que 111 se han dado en Gran Canaria, 71 en Lanzarote, 65 en Tenerife, 11 en Fuerteventura, 2 en El Hierro y 1 en La Palma. En UCI en Canarias hay 56 personas, uno más que ayer y en planta hay 291 personas ingresadas que son nueve menos que ayer. Por tanto, entre todos debemos salir adelante y extraer nuestras conclusiones, lo que no quita para que sigamos pidiéndole a este Gobierno un plan que ayude a los sectores que más han sufrido las restricciones. Con eso sí que se completaría un círculo que sigue estando abierto y que ha llevado a que muchos no sepan como será el futuro, y que conlleva la incertidumbre para los que aún están en ERTE o los que ya figuran en las listas de parados, para los que encontrar un empleo se pone peor.

 

En fin, el sábado que viene les vuelvo a escribir. Gracias por seguir pendientes de esta pantalla. Un saludo, y a cuidarse.

 

* José MORENO GARCÍA

Periodista.

Analista de la actualidad.

 

La Laguna (Tenerife), 16 de enero de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.