¡Qué necesidad…!

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

Pablo Reyes Núñez *

 

 

Recientemente, en la Plaza del Cristo disfrutamos de unas jornadas lúdicas con motivo del Día de La Familia. Compartimos con agrado, la convivencia de padres y madres con sus hijos e hijas, o de abuelos y abuelas con sus nietos y nietas. Allí se desarrollaban actividades como baile, ajedrez, gimnasia rítmica… En fin, una serie de actividades lúdicas, de disfrute, con relaciones intergeneracionales estupendas y divertidas.

 

Nos sentíamos rodeados de todo el encanto de nuestra plaza, sus laterales, el Santuario, los Portales, las montañas de San Roque… Este entorno con encanto contrastaba con las poco estéticas carpas de nuestra recova, que se puso allí de forma provisional por tres años y ya van para diecisiete.

 

¡Qué necesidad,…! ¡Qué necesidad,…! es una expresión lagunera que usamos para manifestar nuestro desconcierto e incomprensión ante un hecho o acontecimiento innecesario.

 

Como bien saben, la Esclavitud del Stmo. Cristo de La Laguna encargó a la empresa Mémora la construcción y explotación de un velatorio de cinco salas en el conjunto monumental del Convento de San Miguel de las Victorias, donde se encuentra el Real Santuario del Cristo de La Laguna y, más concretamente, en la zona que el Plan Director del 2010, tenía previsto para la construcción del Museo del Cristo.

 

El Plan Director fue modificado y aprobado por el Cabildo en el año 2017, unos meses antes de solicitar la construcción del velatorio. Al ser BIC, la Comisión Insular de Patrimonio, cambia el plan a propuesta de la Esclavitud y donde se permitía construir el Museo del Cristo, se establece como zona para servicios, en este caso funerarios.

 

Es precisamente la Plaza del Cristo un espacio cívico de carácter cultural y patrimonial que identifica a la ciudad. ¡Qué Necesidad hay,…!

 

Imaginémonos por ejemplo a nuestros hijos, hijas, nietos y nietas con las bicis y patines disfrutando de la plaza, una concentración deportiva, un concierto o un mercadillo, compartiendo actividad con el velatorio, que, aunque sabemos que la muerte es un hecho natural, si conlleva tristeza y recogimiento de los familiares.

 

La presencia del Velatorio, que de forma curiosa se permite su construcción sin tener una dotación de plazas de aparcamiento, también va a provocar una saturación del ya colmatado aparcamiento del subsuelo de la plaza. ¿Y los vecinos? ¿Y los usuarios de la recova y Centro de Salud? En fin, algo incomprensible.  ¡Qué necesidad,…!

 

En el futuro, esperamos que pronto, si las instalaciones del antiguo cuartel, pasan a la ciudad éstas se dedicarán a equipamiento ciudadano, llámese centros educativos universitarios, canchas deportivas, centro multiuso,… Todo, según lo que el municipio decida y demande la ciudadanía. Para nosotros estos usos, chocan con la presencia de un velatorio.

 

También decir que no estamos de acuerdo con la utilización del Santuario y la imagen del Cristo como reclamo para un negocio privado. Según nos informó el Esclavo Mayor en las reuniones mantenidas, la empresa Mémora encargada de la construcción y explotación, entregará un mínimo de 70.000 euros anuales a la Esclavitud.

 

Nuestra asociación y varios colectivos más, así como parte de la ciudadanía lagunera, no vemos adecuada la presencia de un velatorio en nuestra plaza y vamos a seguir realizando las acciones pertinentes para evitar su apertura. Intentaremos que no nos impongan el compartir el uso lúdico y festivo de la plaza, con la instalación funeraria.

 

La ciudad dispone de espacios más adecuados para dicho fin, como puede ser un velatorio-tanatorio acorde al siglo XXI, en el actual cementerio de San Luis.

 

En relación a la ayuda social y caritativa que nos consta realizan los miembros de la Esclavitud, consideramos que se puede realizar con fondos conseguidos por otros medios, no con los beneficios de una actividad, que, en el caso de llegar a materializarse, marcaría la vida social, cultural y lúdica de nuestra plaza y su entorno.

 

¡Qué necesidad,…! Los ciudadanos tenemos el derecho y el deber de exponer nuestras opiniones. Los políticos toman las decisiones, después de considerar las propuestas de los técnicos y de recoger el sentir ciudadano. La actuación de los políticos de espalda a lo que piensan los vecinos, crea desánimo y provoca muchas veces situaciones irreversibles. Entendemos que el interés general debe ir encaminado a satisfacer el beneficio colectivo y no el particular.

 

¿Qué necesidad hay de sentenciar la plaza con la presencia de un velatorio? Bastante daño tenemos con la recova provisional.

 

Sólo el afán mercantilista de la Esclavitud le hace no rectificar, pero bien es verdad que es bastante improbable que rectifique, cuando no son capaces de respetar mínimos constitucionales.

 

 

* Pablo REYES NÚÑEZ

Presidente de la Asociación de Vecinos “Casco Histórico de La Laguna”

Diplomado en Magisterio por la Universidad de La Laguna (ULL)

Maestro de escuela (jubilado)

Maestro Colaborador del Aula de Etnografía del Museo Pajar del Centro de Enseñanza Obligatoria (C.E.O.) Manuel de Falla, de La Orotava.

 

La Laguna, 15 de junio de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.