Todos los huevos
en la misma cesta

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

José Carlos Marrero *

 

Seguro que todos habrán oído más de una vez la famosa frase que anima a inversores y empresarios a “no poner todos los huevos en la misma cesta”, una sentencia que, en estos complicados tiempos que vivimos y los que están por llegar, deberíamos analizar y tomar recortes de ella de cara al futuro.

 

En lo que a los inversores se refiere, esta es la primera o una de las primeras reglas para moverse, repartiendo los riesgos, evitando acumular todo nuestro dinero en un solo título o instrumento financiero. Está claro que, si la cosa va mal, como ahora, podemos perder todo el dinero. Si, por el contrario, ponemos el dinero en distintos instrumentos y uno de estos va mal, lo único que pasará es que nuestro rendimiento será inferior al esperado. La idea de base es sencilla: puesto que no sabemos cómo irán las inversiones, es mejor fraccionarlas, repartiendo así el riesgo.

 

Llevo pensando muchos días, desde que empezó esta maldita pandemia y este puñetero confinamiento, que, en nuestras queridas islas, en nuestra comunidad autónoma, nos puede estar pasando lo mismo, pero al contrario y en lo que a la producción para el autoabastecimiento se refiere. Y una vez más, y me van a perdonar, vuelvo a recordar al querido y respetado Pedro Molina Ramos, líder perpetuo del sector ganadero de Tenerife y Canarias.

 

Me da la impresión que hemos puesto nuestros huevos (con perdón) en dos únicas cestas, una interior (en el sector del Turismo) y otra exterior de más compleja y difícil solución.

 

Hace años, por ignorancia (o por “falta de ignorancia”), por intereses de muchas partes o por, simplemente, no molestarse ni preocuparse, hemos venido dejando que las industrias y los sectores productivos de Canarias fueran decayendo porque, “los huevos de nuestro abastecimiento” los habíamos puesto casi todos en la cesta del “mundo exterior”.

 

En vez de preservar, defender, apoyar, potenciar y ayudar a todos nuestros sectores productivos (no solo al del Turismo, que también) muchas industrias han ido cerrando y algunas, incluso, relocalizándose fuera del territorio insular canario.

 

Hay que felicitar a empresas y marcas como Montesano, Egatesa, Pastas La Isleña, Careca, Tirma, Biomca, Arehucas y muchas otras que hay que reconocer, valorar y felicitar y que, contra viento y marea, han seguido luchando para mantener sus industrias y fábricas abiertas con centros de producción en nuestras islas. Empresarios y empresas que llevan años luchando contra todo lo que viene de fuera, incluso con precios a pérdida (dumping) y contra unas administraciones públicas (local, autonómica, y nacional) que, en vez de ayudar, convierten la actividad industrial en un “vía crucis”

 

Hay que felicitar también a los hombres y mujeres que hacen realidad que (todavía) siga existiendo y produciendo el Sector Primario. Agricultores, ganaderos y pescadores también se las ven y se las desean para poder competir con lo del exterior y que, de alguna manera, el trabajar el campo y el mar canario sea mínimamente rentable. ¡Qué difícil es (y cada día más) que la juventud apueste por ese imprescindible y necesario Sector Primario de Canarias y que podamos potenciar la producción y el consumo de productos agroalimentarios canarios!

 

Y ahora, que estamos en la que estamos, nos empezamos a dar cuenta que no podemos depender que “nuestros huevos” vengan casi todos de fuera. Porque el día que falle la producción exterior o los transportes hacia nuestras islas, o cualquier desgracia o emergencia como ahora, nos vamos a comer los unos a los otros.

 

¡Ojalá, que a partir de la que nos está cayendo, aprendamos a reconocer, valorar, respaldar y potenciar mucho más a “lo nuestro” y, sobre todo, a “los nuestros”!. Eso, por supuesto, sin repudiar lo que necesariamente viene y tendrá que seguir viniendo, como decía el mago, de la “extranjeria” de afuera. Amén.

 

 

* José Carlos MARRERO GONZÁLEZ

Periodista.

Director de Canarias en Positivo®

 

 

22 abril de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.