Un REF al servicio del
empleo y del bienestar

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

Román Rodríguez *

 

Las modificaciones en los aspectos fiscales del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, aprobadas en 2014 -eliminando actividades especulativas, vinculándolo al empleo y adaptando los incentivos fiscales a la internacionalización de la economía-, y las de sus aspectos económicos (2018), amplían de forma significativa los beneficios dirigidos a las familias, las empresas y las instituciones de las Islas. Consolidan derechos. Incrementan el bienestar de la sociedad. Aumentan considerablemente las transferencias de renta hacia Canarias del REF anterior.

 

Con ejes muy relevantes, entre ellos la desvinculación de los recursos tributarios específicos del REF del sistema de financiación autonómica, la inclusión de programas de lucha contra la pobreza, el 75% de bonificación a los residentes en viajes aéreos o marítimos, el 100% de las ayudas al transporte de mercancías, el impulso a las renovables, las mejoras dirigidas al sector primario o los planes de empleo. Configurando un instrumento esencial para las Islas que, en su parte fiscal, defiendo repensar tras la experiencia de las últimas dos grandes crisis, la financiera de 2008 y la más reciente de la pandemia de la Covid 19.

 

El REF, como he señalado en numerosas ocasiones, impacta positivamente en la vida de los canarios y canarias. No es asunto exclusivo de élites económicas, ni mucho menos, como algunos, de forma tan sesgada e interesada como alejada de la realidad, se empeñan en repetir con la perniciosa intención de deslegitimarlo y devaluar nuestro fuero. La mayoría de sus medidas impactan directamente en el conjunto de la población de esta tierra; aunque hay instrumentos específicos destinados a favorecer el funcionamiento de nuestro tejido empresarial. Tenemos un IGIC del 7% frente al 21% del IVA estatal. Disponemos de potentes incentivos, como la Reserva para inversiones en Canarias (RIC), la Zona Especial Canaria (ZEC) o la Deducción por Inversiones en Canarias (DIC).

 

Con relación al REF económico, son muchos los ejemplos de sus contenidos sociales. Es el caso del Plan Integral de Empleo para Canarias, dotado con 42 millones de euros anuales, Nueva Canarias consiguió, además, que, en el texto de su reforma de 2018, a través de un nuevo artículo de “fomento de la integración social”, se incluyera el compromiso de una partida anual en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para combatir la pobreza en las Islas. Lo que se ha ido cumpliendo en las cuentas públicas de los últimos años, alcanzando los 35 millones en este 2022. Como ha sucedido con lo señalado en los artículos 95 y 96 que señalan que Canarias debe estar al menos en la media de inversión territorializada, lo que con una importante influencia de NC se logró en los PGE para 2017, 2018, 2021 y 2022.

 

MOVILIDAD

 

El REF económico también posibilita que los residentes en Canarias se desplacen, en avión o en barco, entre las Islas y de estas con el resto de las comunidades autónomas con descuentos del 75%, lo que contribuye a acercarnos a la situación en movilidad de los ciudadanos y ciudadanas del territorio continental del Estado. Asimismo, con 800 millones de euros en los últimos PGE, el REF ayuda a compensar el extra coste de la generación eléctrica en Canarias, donde contamos con seis sistemas eléctricos, pues solo Lanzarote y Fuerteventura se encuentran interconectadas; de lo contrario, nuestra factura, la de las familias y la de las empresas, sería mucho más elevada.

 

Y también incluye en su articulado aspectos como las ayudas al transporte terrestre regular de viajeros, que dispone de 47,5 millones en las cuentas públicas estatales para 2022. Estableciendo, igualmente, el incremento de la ayuda al 100% del coste efectivo del transporte de las mercancías por barco y avión entre las islas, con la Península y con la Unión Europea. Asimismo, destacan las medidas para nuestro sector primario. Entre ellas, la financiación estatal al 100% del POSEI adicional, que hasta ahora pagaba la mitad el Gobierno canario. U otras dirigidas a subvencionar el agua de abasto y la destinada al riego agrícola.

 

Otros instrumentos del REF afectan a las mejoras en la gestión, reciclaje y descontaminación de los residuos, a facilitar el traslado fuera de Canarias de “bienes culturales”, al fomento de la renovación y formación turística, a la promoción comercial de Canarias o al papel de las universidades, con ayudas destinadas a la movilidad del alumnado.

 

ESCUDO SOCIAL

 

Pero, en relación con el REF fiscal, como señalé recientemente en el Parlamento de Canarias, considero que habría que reflexionar sobre su papel en los momentos de crisis económicas -en los que, por ejemplo, no funcionan incentivos fiscales como la Reserva para Inversiones en Canarias, RIC, al no producirse beneficios empresariales- y estudiar la manera de que el REF pueda constituirse también en un potente escudo social y económico frente a las mismas, ayudando a paliar sus graves consecuencias en una comunidad con una alta dependencia exterior y elevado desempleo. Apuntando la necesidad de vincular todos sus incentivos a la creación de empleo y buscar fórmulas que bonifiquen la creación de puestos de trabajo en etapas de crisis, puesto que éste es, sin duda, nuestro mayor problema.

 

Destaqué en mi intervención en la Cámara canaria la plena vigencia de las medidas del REF, tanto en sus aspectos fiscales como en los económicos; y el cumplimiento de sus preceptos en los Presupuestos estatales en 2017, 2018, 2021 y 2022. Aunque también hice hincapié en el hecho de que existen aspectos que es imprescindible mejorar, en coincidencia con lo solicitado igualmente desde diversas organizaciones ciudadanas y con la propia opinión del Parlamento de Canarias.

 

Como he señalado anteriormente el REF económico ha tenido un alto nivel de cumplimiento. En el fiscal hemos tenido algunos problemas, por el crónico prejuicio centralista de considerar privilegios lo que son compensaciones, como sucedió en esta legislatura con la decisión del Estado de reducir las deducciones a las producciones cinematográficas, que finalmente pudo ser reconducida. Un REF fiscal que ha venido funcionando con bastante eficiencia en los entornos de crecimiento económico. Pero considero que, de forma sosegada y con datos, debemos revisar algunos de sus incentivos fiscales para que estos también contribuyan a la economía, al empleo y al bienestar de los hombres y mujeres de Canarias en momentos de recesión económica.

 

Ahora estamos exigiendo el cambio de la Ley del IGIC, que permita el abono a las empresas afectadas por la quiebra del operador turístico Thomas Cook; o la garantía del comercio triangular para las empresas radicadas en la ZEC; una Zona Especial que, por cierto, ha tenido muy buenos resultados en el pasado año 2021. Un cambio legislativo ante el que el poder estatal se muestra cerril.

 

Y, asimismo, en aspectos relacionados con la RIC. En la que no se ha producido ningún incumplimiento del Estado, sino que lo que se está negociando en estos momentos  es una solicitud para ampliar el plazo de materialización en 2022, como ya se hiciera en 2021, algo que seguiremos reclamando ante el Ministerio de Hacienda, porque creemos que hay argumentos sólidos para ello, dado el impacto de la crisis por la pandemia de la Covid 19, con efectos mucho más duros en Canarias que en otras nacionalidades y regiones por el peso del turismo en su economía, y de la erupción volcánica en la isla de La Palma.

 

Me parece determinante poner en valor todos los elementos positivos que el REF en sus aspectos económicos y fiscales supone para esta tierra y su gente, que son muchos y de gran impacto; y, al mismo tiempo, ser capaces de, con el mayor consenso social e institucional, adaptar el REF fiscal para que ofrezca adecuadas respuestas en periodos de crisis, aprendiendo de las experiencias recientes. Unas respuestas que deben estar sincronizadas con la Agenda Canarias 2030. Orientadas, por tanto, a la digitalización, la sostenibilidad y la competitividad empresarial; y, sobre todo, vinculando todos los incentivos y bonificaciones a la creación de empleo y al incremento del bienestar en nuestra tierra.

 

*  Román RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ

Vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias.

 

 

Islas Canarias, 27 de febrero de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.