Una película y ocho
inteligencias educativas

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

Guillermo Cabrera Moya *

 

 

No hace falta mojarse mucho, estarás de acuerdo conmigo —aunque puede que no lo hagas con el resto del artículo— que el mundo es un lugar, cuando menos, curioso. Con gente distinta, más guapa o más fea, más lista o más tonta, según desde la óptica con que las miremos.

 

Algo parecido a eso pensó Howard Gardner —psicólogo americano, autor de la Teoría de la Inteligencias Múltiples (IM)— cuando planteó que no todas las personas actuamos de la misma manera, ni damos las mismas respuestas o nos enfrentamos al día a día de forma parecida. Esto es debido a que, según él, no hay una sola inteligencia, sino ocho. De esta manera, dependiendo de la destreza, el entrenamiento, el factor biológico…, unos somos más inteligentes en una o varias de ellas y algo menos en otras.

 

Esta teoría de la IM se ha llevado a las escuelas de tal manera que hoy en día se considera importante impulsar su desarrollo en las actividades de nuestro alumnado, para así ayudar a que las personas logren sus metas en consonancia con su particular forma de inteligencia predominante o mejorar las otras.

 

Para intentar dibujar las ocho inteligencias, sin que te cueste mucho o afecte, ya que hay todo tipo de personas leyendo este artículo, creo que lo más sencillo es compararlas con lo narrado en una comedia que vi no hace mucho.

 

«8 citas», es una película que cuenta, en clave de humor, la historia de una relación amorosa desde ocho momentos de la misma —los que ahora pasaré a describir— y que hoy me vienen, ni que pintados para entender esta propuesta educativa, ya que, en educación como en el amor, se sabe que:

 

  • Las relaciones, en muchos casos, nacen sin que uno se dé cuenta, aunque nunca hayas intercambiado una palabra con la otra persona, es la denominada Inteligencia lingüística, que hace referencia no solo a la capacidad de comunicar oralmente, sino también de forma escrita, gestual… y eso, tanto en una relación amorosa como en educación, es importante.

 

  • En el amor hay, sobre todo al principio, siempre hay un ataque a los nervioso o dudas, incluso cuando ya te has acostado con la otra parte —cosa que en la película…, bueno, te dejo que lo descubras—. En Educación pasa un poco lo mismo, por eso controlar la Inteligencia corporal y cinestésica es importante, ya que es la que nos ayudará a manejar herramientas, para el desarrollo de tareas, o el propio cuerpo con el que expresar sentimientos, relacionarnos…

 

  • Como es lógico, siempre hay un antes y un después. Por ejemplo, en la película, una segunda cita puede suponer el inicio de algo más o el inicio del fin, para eso usamos la Inteligencia lógico-matemática, que es la que se vincula ala capacidad para el razonamiento lógico y la resolución de problemas.

 

  • Cuando hablamos de Inteligencia interpersonal es la que, tal y como ocurre en la película, implica conocer a más personas, y poder relacionarnos adecuadamente con ellos, incluidos, entre ellos, tu posible familia política, los ex de pareja, sus amistades…

 

  • Está claro que cuando decides compartir la vida con otra persona, todo cambia. Es ahí donde entra en juego la Inteligencia espacial. La podemos definir como esa habilidad para observar el mundo que nos rodea desde distintas perspectivas, para poder dar diferentes respuestas o la más adecuada a las situaciones que se presentan. Los protagonistas de la película tienen una forma algo particular de usarla.

 

  • Pero en la película podemos ver que el amor se vuelve monótono, hay colegios en los que ocurre lo mismo. Es entonces cuando hay que salir de la rutina, como sea y poner a trabajar la Inteligencia intrapersonal, ya que, según Gardner, esta nos va a permitir ahondar en nuestro interior entender las razones por las cuales uno es de la manera que es, para poder buscar y producir el cambio que necesitamos para darle nuevas ilusiones a nuestras aulas, o a nuestras parejas.

 

  • Pero el amor también se acaba —lo verás en la peli—. Los protagonistas sienten que duele, y que por eso es el momento de poner a caminar a la Inteligencia musical, por lo menos hacerlo nos ayuda a pasar el trance, a enlazar con nuestros intereses más íntimos. Una banda sonora, para lo bueno o para lo malo ayuda, y mucho.

 

  • Sabemos a ciencia cierta que las personas somos los únicos animales que tropezamos dos veces con la misma piedra. Esto puede ser por una escasez de Inteligencia naturalista, que nos hace errar y no entender lo que ocurre a nuestro alrededor. En Educación, por ejemplo, hace que no comprendamos a nuestro alumnado. Eso hay que solucionarlo. En el amor, la solución es más difícil, y a veces nos devuelve a una persona a la que dejamos escapar.

 

Como conclusión, además de recomendarte que, por supuesto, veas la película, sobre todo si quieres reírte un rato, especificar que el bueno de Gardner afirma que todos somos poseedores de cada una de las ocho inteligencias descritas, si bien es cierto que cada cual tiene unas que destacan sobre las otras. En ningún caso se puede afirmar que una es más valiosa que otra, ya que dependerá de la formación o profesión que tengamos.

 

En Educación debemos ser consciente de ello y, por ese motivo, el nuevo paradigma educativo se basa en gran medida en poder ofrecer actividades y experiencias enfocadas a cumplimentar las ocho inteligencias.

 

Ahora es cosa tuya poner en juego la intrapersonal y analizar, si te apetece, tus cualidades, poner en valor las que tienes y mejorar aquellas que te completarán.

Gracias por leerme.

  

*  Guillermo CABRERA MOYA

Director del Centro de Educación Infantil y Primara (CEIP) El Toscal-Longuera.

Diplomado en Magisterio por la Universidad de La Laguna (ULL).

Grado en Educación Primaria por la Universidad Isabel I de Castilla.

Ex técnico de gestión normativa de Educación Infantil y Primaria de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias

Escritor y maestro.

 

Islas Canarias, 9 de abril de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.