VISIONES ATLÁNTICAS / 084
Desconcierto en Tenerife

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

Hugo Luengo *

 

 

Traslada la actual situación política un mensaje de desconcierto, del que no conocemos las razones de lo que pasa y se hace, que leemos en clave canaria desde Tenerife. Decía Jean Claude Junker, presidente de la Comisión UE, “que sabemos lo que hay que hacer, pero no como ser reelegidos una vez que lo hemos hecho”.

 

Lectura maquiavélica, contraria a la experiencia de algunos países OCDE, donde ha sido posible realizar ajustes de “déficit y deuda”, soportados en políticas de recorte de un 75% de gasto público. Ha sido posible en países de cultura “democrática liberal”, transparentes y con alta proximidad público-privada, casos de Canadá, Suecia, Finlandia y Reino Unido, en la anterior crisis. Que obligó a la reducción del estado en “gasto, impuestos y regulaciones” y sin embargo se mantuvieron en el poder.

 

El presidente del Cabildo de la Gomera, nos hablaba de la “Canarias Vaciada”, centrado en las Islas Verdes, que sufren multiplicados los efectos de la inflación, el transporte y los bienes de consumo. Canarias vaciada, que se reproduce en Tenerife en su Isla Baja, Garachico, El Tanque, Los Silos y Buenavista. Señalaba el desequilibrio con islas mayores, que no podemos atribuir al poder político que las prima, cuanto al olvido en las inversiones, localizaciones y acciones públicas. Apuesta desde “islas verdes” por cambiar el sesgo de los desplazamientos de población. Fin que exige operar con la norma, la inversión y la estrategia política.

 

En este desconcierto sitúo la intervención de Fernando Fernández (1943- S/C de la Palma), en su libro “Autonomías Si, pero no Así”, donde nos cuenta su experiencia con el CDS en la Presidencia del Gobierno de Canarias (1987-1989), de donde fue desalojado en una insólita “moción de confianza” y luego su larga experiencia (1994-2009), como europarlamentario con el PP en Bruselas. Centrado en el cambio del Protocolo 2 de adhesión a la UE (1987), integración con especificidades, que fue complementado con el marco RUP, regiones ultraperiféricas, con estatuto de singularidad regional, incorporado en 1992 con el Tratado de Maastricht.

 

Una tensión siempre presente entre “autonomistas” y “cabildistas”, donde FF se confiesa autonomista, “pero no así”. Con cada crisis cíclica, nos volvemos más cabildistas. Duda que centra en los problemas agravados de déficit de formación, la maraña administrativa y la eclosión del gasto público y su estructura administrativa, recreada en entidades, sociedades, fundaciones, etc., sin utilidad ni sentido. Señala el riesgo de un crecimiento de población de 20.000 habitantes al año, sostenido en la inmigración.

 

El desconcierto en Tenerife se eleva cuando valoramos la inutilidad de los presupuestos públicos, medidos por su inversión pública, que en situaciones de crisis desaparece. Al igual que las administraciones en su obligada función anticíclica, dedicándose en exclusiva a mantener y aumentar sus estructuras sobredimensionadas. Causa de la maraña administrativa, opuesta a las vigentes leyes de liberalización de servicios de la Directiva Bolkestein desde enero 2010.Tenerife y Gran Canaria con las mismas leyes dan respuestas distintas.

 

Desigualdad que aquí hemos vinculado a las respuestas “agrarias” que damos en Tenerife, mientras que en Gran Canaria la ofrecen “comerciante”. En Tenerife se hace difícil encontrar un liberal, cual sea el partido. Deriva, desconcierto y parálisis que se extiende a la gestión de las infraestructuras, que aquí se demonizan y allí se impulsan. Tenerife tiene 1 millón de habitantes y un millón de vehículos, con densidades sobre suelo útil superior a los 1.000 Habitantes por Km2, el doble de Holanda. Se precisan unas “infraestructuras inteligentes” que reequilibren las “islas verdes” y Canarias, que exigen La Palma, Gomera y Hierro, con el puerto de Fonsalía y el cierre del Anillo Insular.

 

*  Hugo LUENGO BARRETO

Arquitecto y bodeguero.

 

Islas Canarias, 16 de mayo de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.