VISIONES ATLÁNTICAS Nº048
Educación Multinivel

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

La ciencia avanza con prueba y error. Aplico el método científico al “multinivel” del gobierno, para ver aquello que resiste la prueba de la falabilidad. Nada sobrevive, siquiera nosotros si esto se mantiene por tiempo. No es fácil retornar al mundo de la razón, cuando tantos lo abandonan. En tiempos de verano, podemos reflexionar sobre la educación que es atacada por el gobierno. Aunque la nueva ministra con “alegría”, de un paso táctico hacia atrás en la postura oficial contra la “concertada”, que tiene más del 25% de la oferta escolar de España, con cuotas por encima de la media en Cataluña y País Vasco. Estamos en la estrategia “multinivel” que practica el gobierno, donde lo sustantivo es sustituido por lo adjetivo, demoliendo razón y mérito; cambiando su ideología por nuestro conocimiento.

 

El núcleo de la distorsión reside en la finalidad que dan a la instrucción, con la que dicen buscar la “felicidad”. Ignorando que ésta no es un estado, sino una simple circunstancia. No se es feliz, se está feliz a ratos. Negando la instrucción, se rompe la escalera social del mérito, clave del esfuerzo de las clases medias, en las sociedades democráticas liberales. Aprovechan la búsqueda de la “felicidad” con la que invaden políticamente la escuela. Con ello trocean la escuela nacional, limitando el español como idioma vehicular de la constitución, que queda a elección de cada autonomía. Situando la “felicidad” como paradigma, ya no es necesario esforzarse. El cambio de categoría de felicidad por mérito, genera demoledoras consecuencias. Ya no será preciso medir la calidad y menos con pruebas nacionales homologables. Por ello no es obstáculo trasladar el sistema MIR y el programa nacional de Trasplantes, que quedan en competencia nacional, hacia las autonomías, cuando lo que importa es la “felicidad”. A la que además no debemos importunar con la “Alta Inspección “, que obliga al estado nacional a garantizarla.

 

Invaden con la “felicidad” las matemáticas, que ahora deberán ser enseñadas con sentimiento. El desarrollo curricular conocido insiste en “entender el error como oportunidad de aprendizaje y las emociones como ocasión para crecer de manera personal”. Desconociendo la naturaleza de la enseñanza en edades tempranas, donde debe tener un elevado grado de dirigismo sostenido en la autoridad pedagógica del profesor. Al carecer la enseñanza de fines propios, más allá de este “adanismo feliz”, el profesor pierde sus referencias, no contribuye a la ilustración, sino que la erradica. Y penalizan con ello a las clases sociales más desfavorecidas, al romper el mérito como base del progreso social.

 

Este viaje hacia ningún lado, se expande hacia los niveles infantiles, adoctrinando desde la perspectiva de género y de educación sexual, con la que atraviesan la línea donde los padres ven invadida su patria potestad, ocupada por el estado que quiere a todos como hijos propios. Atacan la enseñanza “concertada”, que compite con la pública a un coste cercano a su mitad, contra la libre elección de centro y la libertad de elegir ideario propio y valores, que pretenden homogeneizar con los suyos. Contra la “educación especial” y la “enseñanza diferenciada”, que cuenta con fallo a favor del Tribunal Constitucional y que penalizan negándoles el concierto. En su estrategia de fondo con el “multinivel”, vuelven a esconder sus renuncias frente a los nacionalismos, que ven en la escuela un vehículo esencial en la construcción de sus identidades nacionalistas, para ello trocean la escuela mientras degradan la calidad de todos. De facto se producen 17 escuelas nacionales, donde cada una de ellas deberá construir su realidad propia, al margen del esfuerzo y mérito que debe exigirse cualquier sociedad nacional que se precie. Sin competencia no habrá libertad ni excelencia.

 

*  Hugo LUENGO BARRETO

Arquitecto y bodeguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *