VISIONES ATLÁNTICAS Nº055
España invertebrada

AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO, TRAS LA FIRMA, PUEDES DEJAR TU OPINIÓN Y RESPUESTA…

Por Hugo Luengo *

 

 

Celebramos el centenario de la obra de José Ortega y Gasset (1883-1955), “La España Invertebrada” (1921). Era hijo de la alta burguesía ilustrada madrileña, formado en Alemania, Catedrático de Psicología y Catedrático de Metafísica, fundó en 1923 la “Revista de Occidente”, desaparecida con la Guerra Civil, rescatada en1963 en pleno franquismo, junto con publicaciones como “Cuadernos para el Diálogo”, que prepararon el camino de la transición y de la Constitución.

 

Fue Ortega referente de la valoración histórico-política de España, de sus males y remedios. Que ilustró la tolerancia de los constituyentes y con ello la búsqueda de la unión y alejamiento del conflicto. El consenso hizo posible el encuentro, que hoy polariza el Gobierno. Y dejó sin resolver, el Título VIII, con el que los desleales descuadernan la Constitución, sus competencias y territorio.

 

Definió la nación como “proyecto sugestivo de vida en común. Arranca la decadencia de España con Felipe II en 1580, que nos llevaría a la pérdida de los Virreinatos de América a inicios del XIX y de las últimas colonias, Cuba, Puerto Rico y Filipinas en 1898. Sabino Arana en 1898, Prat de la Riva en 1906, iniciaron el camino de la desarticulación nacional. Donde el Estado central carecía de autoridad efectiva para hacer frente a las fuerzas de la disgregación.

 

Al igual que hoy con la renuncia de Madrid a ejercer la “Alta Inspección del Estado”, en el idioma, la escuela o el equilibrio financiero. Fechas en que Ortega señalaba “la unidad europea como verdadera y definitiva solución de fututo”. En su lectura de la historia como sistema dinámico de incorporación, a que dio paso, “el espíritu de frontera” contra los árabes, base de la unidad de los reinos de España con los Reyes Católicos y su continuidad en América.

 

La decadencia española como nación, dio pie a pronunciamientos, regionalismos y separatismos. Todos ellos formas del “particularismo”, de las secesiones étnicas y territoriales de vascos, catalanes y gallegos. Solo una acertada política internacional hace fecunda una política interior. La unidad de España, exige una alta empresa de colaboración, un proyecto en común. No basta la recurrencia al pasado, es preciso compartir una realidad activa y dinámica, sin compartimentos estancos.

 

La monarquía, la iglesia y el ejército se situaron en el “particularismo”, ajenos al proyecto común. Que precipitaron en las elecciones municipales del 31, la llegada de la República, que volvió a hundirse en el “particularismo”, llevándonos a la guerra civil. Ortega y Gasset participó en el bando republicano y fue parlamentario en 1931-33. Señaló entonces que “no es esto”, en la deriva contra otras opciones, desde la misma Constitución del 31, en la Revolución bolchevique del 34, en la violencia y el fraude electoral del 36.

 

Habla Ortega en la “Rebelión de las Masas”, que son dóciles y no ejemplares. Ajenas a las minoría selectas y formadas, contra las que reacciona la masa eliminando todo intento “aristocrático”. Se deja llevar por quien, puesto al servicio de sus instintos, odia a los mejores y desprecia a los políticos y al parlamentarismo. El individuo debe limitarse a ser conformista, no opinar, no requiere competencia, se conforma con vivir del estado, que se transforma como fin, para ser ocupado y no como medio a su servicio.

 

Es inútil razonar, como en la España de hoy, rendida al “multiculturalismo”, ajena a la democracia liberal europea. Donde los neocomunismos y los nacionalismos, nos ofrecen el referente de Carl Schmitt (1888-1985), ideólogo del nazismo, Partido Nacional Socialista Obrero Alemán. Defendía la democracia como “estado total”, opuesto al estado liberal, sin parlamentarismo. Exige voto público, en democracia abierta con partido único. Madrid ha pasado a ocupar el puesto de liderazgo Nacional activo, que exige la “España Vertebrada”.

 

 

*  Hugo LUENGO BARRETO

Arquitecto y bodeguero.

 

 

Islas Canarias, 04 de octubre de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.